Los juguetes sexuales, el boom del momento

Dejar de lado el tabú y experimentar otras formas de placer es algo a lo que las mujeres actuales se atreven cada vez más.
Los juguetes sexuales, el boom del momento

Fabricantes y vendedores de juguetes sexuales esperan con expectativa el estreno de la adaptación cinematográfica de 'Cincuenta sombras de Grey'. El best-seller erótico que ha sido devorado por millones de lectores alrededor del mundo, desde amas de casas hasta prisioneros y cuya adaptación a cine será presentada en Estados Unidos el fin de semana del 14 de febrero.

El film sobre la relación erótica, con tintes sadomasoquistas, entre el joven magnate de los negocios Christian Grey, interpretado por el actor británico Jamie Dornan, y la universitaria Anastasia Steele (Dakota Johnson, la hija de Melanie Griffith), incluye 20 minutos de escenas de sexo.

«‘Cincuenta sombras de Grey' ha sido el fenómeno cultural con más influencia en las ventas de juguetes sexuales que jamás he visto en mi vida», afirma Claire Cavanah, cofundadora de Babeland, que tiene tiendas en Nueva York y Seattle.

La película ha tenido tanta repercusión que el tema de los juguetes sexuales se ha convertido en el boom del momento. Y las mujeres son las que más interesadas se han visto el tema. 

Atrás quedó la época en que las mujeres no podían expresarse, decir abiertamente lo que les gusta en el sexo y asimismo buscarlo de forma libre y sin censura.

Cómo esperan ser tocadas, besadas y consentidas, con qué frecuencia quieren tener un encuentro sexual o dónde desean hacerlo la próxima vez, son cosas que los hombres, pese a la experiencia que ufanan tener, no tienen muy claras y no se toman el tiempo de entender. La mayoría de ellos actúa de la misma manera en la cama, concentrándose más en su satisfacción personal que en la de su pareja, y ni hablar del modelo copiado de todos a la hora de pretender llevarse una mujer a la cama.

Por eso, los sex shops están ofreciendo cada vez más juguetes sexuales que ayudan a encontrar, con una efectividad casi del 100 %, la satisfacción y el placer que todas, todas, quieren obtener.

Más allá de los tradicionales consoladores y bolas chinas, existe una gran variedad de productos que llevan a la mujer a encontrarse con ella misma, a descubrir su satisfacción y a conocer su cuerpo de tal forma que en adelante solo valorará el sexo con alguien que esté a la altura. Los juguetes sexuales femeninos se han convertido en esos «amigos» que esperan en casa, que siempre están disponibles, que nunca fallan y que ya no pueden faltar.

 

Vibradores: juguetes con forma fálica que tienen movimientos. Los hay gelatinosos, metálicos o plásticos, el material debe elegirse con base en el gusto de cada mujer. Uno de los vibradores que más éxito ha tenido en la población femenina es el de perlas giratorias pues aumenta la sensibilidad y el placer.

- Consoladores: al igual que los vibradores, estos también conservan una forma similar a la del pene. Son mas demandados por las mujeres que prefieren la estimulación vaginal porque con ellos se puede llevar un ritmo propio. Suelen combinarse con otros juguetes de vibración externa o estimulación manual.

- Bala vibradora: se centra en la estimulación del clítoris, sin ningún tipo de penetración.

- Consoladores de doble cabeza: pensados para penetraciones dobles y simultáneas. Tienen un brazo más ancho que el otro, que se ajusta a la zona íntima de cada mujer.

- Laxanales: exclusivos para penetraciones anales. Su forma de pirámide es ideal para la estimulación anal.

- Bolas chinas: inicialmente su función era solamente anal. Ahora, las hay de todos los tamaños para poder ser introducidas donde se desee.

En cuanto a recomendaciones, la higiene con este tipo de elementos es fundamental, se deben lavar muy bien tanto antes como después de usarlos. En el caso de los vibradores, se deben retirar las pilas antes de guardarlos y no se deben guardar unos con otros, pues se pueden estropear.

Como dato adicional, nos encontramos con la reveladora estadística de que ocho de cada diez mujeres, de clase social media alta, entre los 20 y los 35 años, ha usado algún juguete sexual al menos tres veces en las últimas dos semanas.

Así pues, la variedad en cuanto a juguetes sexuales femeninos está a la orden, solo se trata de saber elegir a partir de la comodidad, la excitación y el placer.