¿Qué hacer si tu hombre sufre de disfunción eréctil?

Es un problema que a muchos les pasa por múltiples razones. La idea es saber qué hacer para no espantarlo o espantarte por si sucede.
¿Qué hacer si a tu hombre no se le para?

Todos queremos que el momento de hacer el amor sea perfecto, ideal y sin tropiezos. Sin embargo, sufrir de impotencia es un problema que muchos hombres padecen y ante el que sus parejas no saben qué hacer, cómo actuar ni qué decir.

 

A continuación, les damos cinco formas para tratar esta incómoda situación:

 

1. No perder el control

 

Lo primero que viene a la cabeza cuando a tu novio, esposo o amante no le funciona su gran amigo, es «me voy ya para no alargar el momento más incómodo de todos». Gran error: ¿por qué huir? ¿Por qué evitar?  No hay por qué asustarse, lo más importante es conservar la calma e intentar mediar la situación.

 

 

2. Jamás pensar que es tu culpa

 

Desecha esos bobos pensamientos. Empecemos por saber que la impotencia o disfunción eréctil es una enfermedad que consiste en no lograr una erección suficiente para desempeñarse satisfactoriamente en la cama. Así se explica científicamente, por lo que no es tu culpa nada de lo que sucede. De acuerdo con estudios realizados en Estados Unidos, «por cada 1000 hombres, 7,7 padecen disfunción eréctil».

 

En otros casos, a los hombres no se les para por estrés. Su mente está en otro planeta, pensando otras cosas que no son precisamente sexo. Pero jamás la culpabilidad recaerá sobre ti.

 

3. Afrontar la situación

 

¿Vas a salir corriendo frenéticamente si le pasa a tu pareja? No seas cobarde y coge fuerzas para hablar del asunto sin juzgar y siempre con la mejor actitud. Lo más importante es que le brindes a tu chico la confianza necesaria para tocar el tema. Tal vez juntos encuentren la razón del problema.

 

No es necesario que hablen al instante. Puedes planear una salida juntos, ir a un lugar tranquilo en el que ambos estén relajados y sin presiones.

 

4. No hacer nada que pueda herirlo

 

Jamás intentes sacarle en cara que él no funciona sexualmente o reclamarle por eso. Si es la primera vez que sucede luego de que todo estaba normal, discútelo pero no empieces a actuar como una loca y a decir cosas sin sentido para hacerlo sentir mal. Recuerda que la impotencia es una enfermedad y nadie quiere reprocharse a sí mismo. Lo que menos necesita tu hombre es sentirse avergonzado.

 

5. Plantea soluciones

 

Consultando a varios hombres, todos coinciden en que esperan que ella ponga las cartas sobre la mesa y busque activarlos, es decir, excitarlos. Te sugerimos esto:

 

- Hazle un masaje sensual empezando por las piernas, sube suavemente a la espalda con caricias excitantes y poco a poco ve subiendo la temperatura.

 

- Sexo oral: una excelente opción para ponerlo a sudar de emoción.

 

- Masturbarlo: otra gran idea.

 

- Juega con él, un striptease no estaría mal, véndale los ojos y frota tu cuerpo sobre él.

 

 

- Compra una lencería supersexi.

 

- Disfrázate y elige uno que sea muy sensual para despertar su lado más travieso.

 

- Pregúntale cuáles son sus fantasías y atrévete a cumplirlas.

 

Si nada da resultado, lo mejor es que busquen ayuda profesional para salir del rollo, de lo contrario, evalúa y piensa con cabeza fría lo que sientes por él y sigan buscando otras alternativas.

 

Foto: iStock.

 

últimas noticias

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?

Sexo oral en la primera cita ¿sí o no?