Pestañas postizas: cuidado con la conjuntivitis, orzuelos y plagas

Noticias destacadas de Estilo de vida

Una serie de recomendaciones para el buen cuidado de las pestañas postizas y de los ojos con este complemento.

Una moda que ha ganado fuerza en el último año ha sido las pestañas postizas. Pero no hablamos de la famosa tira de pestañas adhesiva que encontramos en cualquier tienda de cosméticos, sino de la extensión de pestañas realizadas en centros profesionales, donde colocan pestañas postizas pelo a pelo a 1.5 milímetros de la pestaña natural con un pegamento que no es nocivo para la salud de nuestro ojo y que permite el crecimiento natural de las pestañas.

Esta nueva moda permite conservar unas pestañas de infarto alrededor de dos meses y dotan a la mirada de una mayor expresión y belleza. Las más atrevidas ya disfrutan de la extensión de pestañas pero, para aquellas que no se atreven a dar el paso pueden buscar una máscara que aporte volumen y longitud. 

Las pestañas postizas, que además de dar volumen pueden aumentar el largo de estas, hay ciertas recomendaciones que deberías de conocer antes de lanzarte a la piscina y pedir cita en un centro de estética. Sundara, un centro de Belleza español de tratamientos naturales, da unas recomendaciones claras para el buen cuidado de las pestañas postizas. 

1. No mojar las pestañas después de su aplicación durante 48 horas. De esta manera se pueden adherir adecuadamente y extender su durabilidad.

2. No frotar los ojos, para evitar hacer fricción y de esta manera que no se desprendan las pestañas naturales del folículo.

3. No usar mascara de pestañas, para evitar el peso excesivo y el acumulo de residuos de maquillaje molestos que pueda dar inicio a incomodas sensaciones al momento de parpadear.

4. No usar delineador, para evitar el contacto directo a la extensión de pestañas y no someterles a un presión inadecuada, evitando la perdida de la pestaña natural así como de la extensión.

5. Evitar usar sombra de ojos cremosas o pigmentos, ya que son ricas en aceites y facilita la no adherencia de la pestañas, con lo cual se caen mas rápidamente.

6. No recortar la extensión de pestañas, ya que corre el riesgo de estar recortando la natural.

7. No colocar corrector de ojeras que sea rico en aceite.

8. Desmaquillar el ojo con cualquier producto desmaquillante que no contenga aceite y alcohol.

9. Higienizar diariamente las pestañas, incluso cuando no se utilice maquillaje. Diariamente la piel segrega toxinas, grasa y material de residuo a través del sudor, que se acumula y generan enfermedades tales como conjuntivitis, orzuelos, quistes y piojos.

Esta última recomendación podría parecer la más prescindible, especialmente por la pereza que suele darnos seguir un ritual de limpieza diario. Pero, la realidad es que es el punto más importante y hay grandes bulos que circulan alrededor del lavado de las pestañas postizas. En la actualidad hay un incremento en los casos de piojos en las pestañas debido a la falsa idea de que las pestañas no se deben de humedecer o limpiar para evitar que se despeguen.

Lo ideal es que todas las pestañas estuviesen confeccionadas con fibra de seda, que impide la aparición de piojos, además de la utilización de un cepillo especial para el peinado de las pestañas diariamente, el instrumento perfecto para tenerlas limpias y bien cuidadas. Siguiendo todos los consejos, no solo alargaremos la vida útil de las pestañas, sino que además mantendremos nuestros ojos en un buen estado de salud.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Estilo de vidaBelleza