¿Por qué siento dolor cuando tengo relaciones sexuales?

Noticias destacadas de Estilo de vida

En algunos casos hay una sensibilidad excesiva de los nervios que inervan la vulva, en ausencia de otras patologías o lesiones visibles ¿Cuál es tu caso?

La ginecóloga Mercy Dávila en entrevista con la revista Cromos comentó que, cuando hay actividad sexual puede haber coito doloroso, debido a un estímulo en el vestíbulo al tener fricción.

Una de las razones, según la especialista es que hay una disminución del deseo de la mujer que tendría posterior consecuencias como disminución de la lubricación o infecciones vaginales que son muy frecuentes produciendo vulvodinia que es de las más frecuentes, lo cual dificulta el placer en la relación. La vulvodinia es una molestia o un dolor crónico en la zona que rodea la abertura de la vagina que no tiene una causa identificable y que dura tres meses como mínimo.

Te puede interesar leer: Sexo y orgasmos: refuerzan nuestras defensas

La mujer puede experimentar dolor vulvar continuo. Si el caso es mayor de 3 meses, puede ser de tipo urente, pulsátil, o pruriginoso. Esta dolencia interfiere con la calidad de vida, y se incrementa con la ropa interior, mayor al estar sentada.

Otra de las causas es que puede presentarse debido a cicatrices, deficiencia de estrógenos, causas inflamatorias, neoplásicas o vaginismo que son patologías más complejas y multidisciplinarias. “El vaginismo es una contracción involuntaria de la vagina que hace imposible la introducción del pene, dedos o vibradores”.

Las causas pueden ser debido a muchos factores de riesgo; traumatismo obstétricos, neurológicos, genéticos, psicosociales, musculoesqueléticos. Inflamación y hormonales.

Te puede interesar leer: El olor de la pareja mejora la calidad del sueño

Como consecuencia del dolor hay un gran impacto social en la salud emocional de las pacientes por entender el dolor, el miedo y aspectos psicosexuales. Solo el 56% presentan remisión espontanea, este pobre pronostico incluye la presencia de la ansiedad y depresión.

En el caso de los hombres puede presentarse dolor cuando la patología en la mujer está asociada a vaginismo por dolor durante la penetración.

En cuanto al tratamiento abarca desde concientizar a la paciente de que el procedimiento es para mejorar su calidad de vida y explicar metas reales. Como los cuidados de la piel, medicamentos tópicos como lidocaína, estrógenos, capsaicina. Infiltraciones, antidepresivos, fisioterapia entre otros.

Es importante ante todo una buena educación sexual, es la vía más segura para prevenir el dolor en coito. Recomendable que la mujeres aprendan a conocer su cuerpo, apreciar su vulva y disfrutar de ella, es el mejor paso para evitar el dolor en la penetración y además puedan detectar aquellas dolencias y trabajarlas a tiempo.

Para la ginecóloga siempre se recomienda visitar inicialmente al ginecólogo de confianza, realizar una adecuada historia clínica y de acuerdo con los hallazgos se determinará si es necesario un manejo multidisciplinario.

Comparte en redes: