Por una moda artesanal

Los diseñadores le apuestan a crear prendas elaboradas con la ayuda de expertos artesanos en materiales originales y autóctonos.
Por una moda artesanal

El estilo bohemio se pasea por estos días en las pasarelas urbanas. Prendas únicas, estampadas, con texturas y colores que le dan a cada mujer un toque particular. Detrás de este look romántico, que se caracteriza por faldas largas, chaquetas bordadas, vestidos sacos o pashminas y pañuelos con bordados en piedras, hilos y otros materiales, se revela un trabajo artesanal. Técnicas tradicionales que se fusionan a la perfección con modernos diseños y que ponen de relieve que la consigna esta temporada es volver a los orígenes.?

Nada mejor para las mujeres que buscan salir de lo rutinario y expresar un estilo original y llamativo. Adriana Santacruz, por ejemplo, una de las diseñadores que mostraron esta tendencia en las pasarelas de la más reciente versión de Colombiamoda, rechaza la mecanización. Dice que desde que era estudiante de moda se comprometió a trabajar con un sector que había sido ignorado por muchos de sus colegas: los artesanos.?

Estudió la manera de manejar los materiales de los indígenas, su manera de tejer y de interactuar con ellos. Luego, decidió aliarse con ellos en su proceso creativo: “Yo trabajo con los indígenas campesinos en el campo, en su hábitat, donde han vivido, donde se preservan. Lo que yo percibo es que en Nariño hay muchas cosas para rescatar. Por el momento se han ido acoplando familias que hacen trabajos muy lindos y es bueno que ellos puedan demostrar esa sabiduría ancestral”, afirma la diseñadora pastusa. Y agrega: “He realizado este trabajo durante 12 años. He sido muy constante. Yo no soy de las personas que aprovechan a los artesanos por un ratico y luego los dejan”, sostiene.?

En cada prenda de su colección se exhibe un proceso único, realizado en telares horizontales y verticales con brocados e intervenidas con ikat y técnicas de teñido por amarres realizadas en lana de oveja y algodón, con una paleta de color amplia.

Atemporalidad, arte y moda ?
Las diseñadoras de Croquis además de priorizar el trabajo hecho a mano le dan gran importancia a la política ambiental. Todo empezó, desde hace quince años a girar en torno a la sostenibilidad. Desde el cuidado del medio ambiente con el uso de bolsas reutilizables, hasta el tema de la responsabilidad social. Buscan, siempre, que el trabajo sea justo. Contratan mujeres que se desempeñan como empleadas de servicio y las capacitan en tinturas y en degradación. Así, ellas observan que pueden hacer otras cosas. Para el algodón trabajan con proveedores nacionales, aunque muchos no sean certificados. “A pesar de que Colombia es un país textilero, todavía falta más conciencia y más producción”, afirma Yepes. Por esa misma razón deben buscar la seda fuera del país. Porque acá no encuentran la que necesitan. Las tinturas que utilizan para sus diseños son ecológicas y no contienen Varsol. Sus prendas son versátiles, funcionales, elegantes y fluidas llenas de color y las líneas tienen un sello personal y auténtico. Son pintadas a mano una a una. Tras quince años de trabajo, sus técnicas de pintura se reinventan y evolucionan. Elaboran sus propias telas lo que hace que nadie tenga una prenda igual, algo que buscan las mujeres hoy en día, pues las grandes marcas tienden a uniformar con colores y diseños. ?
Estas prendas artesanales, realizadas a mano, pisan fuerte en las grandes capitales de la moda. Tal vez sea esa intención de recuperar valores como calidad, tradición y autenticidad lo que hace que las mujeres se paseen hoy vestidas de artesanías: sacos, trajes, capas… accesorios, productos únicos, muchos con lujo y exclusividad, elaborados por manos dedicadas y expertas.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Beneficios de la vela de soya