Princess Valiant y Leonora Latorre, heroínas de la literatura chilena, llegan a las librerías colombianas

Entrevista a Francisco Ortega, autor de El cáliz secreto, un thriller adictivo editado por Planeta. Inspirado en otras mujeres de la ficción, el periodista, guionista y escritor habla de la genealogía de las dos personajes que tienen mucho del universo de DC Comics.

Francisco Ortega ha publicado la novela gráfica Mocha Dick y está trabajando en la biografía de Augusto Pinochet.Cortesía Editorial Planeta

Es inevitable comparar a Princess Valiant con Lisbeth Salander, la protagonista de Los hombres que no amaban a las mujeres.

El personaje de Princess Valiant aparece en Logia, un libro mío de 2015. Había creado ese personaje en una primera versión en 2004, estaba inspirado en una periodista y agente secreta de la novela gráfica La Feria de los inmortales y en Harley Quinn. Tenía lista la obra y, en ese entonces, Gabriel Sandoval, que era el editor de Planeta en Chile, me pasó el manuscrito de Los hombres que amaban a las mujeres. Al leerlo me encontré con el mismo arquetipo, tanta era la similitud que la tuve que borrar. La reemplacé por un chico, pero no funcionó. Al final le cambié el look y salió publicada. 

Leonora Latorre es una James Bond chilena, de hecho, los lectores la conocen desde 1955. Ella también figura en su novela.

Leonora Latorre está en Adiós al séptimo de la línea, novela escrita por Jorge Inostrosa Cuevas en la década del cincuenta del siglo pasado. Trabajé para la adaptación televisiva, es un clásico para los chilenos que leí de niño y lo releí en 2010. Es una espía mujer, algo que es súper inédito en la literatura de la época. Descubrirla en la literatura latinoamericana fue realmente revelador para mí. Y me pareció lindo homenajerla en El cáliz secreto.

 
 

 

 

¿Por qué retomó a Leonora casi 60 años después de su nacimiento?

Me interesa el rol de la heroína de acción y una novela que dialogue con ese personaje de 1955. Cáliz es útero, por eso esta novela tiene que ver con la búsqueda de dos cálices, uno que es secreto y la madre del personaje principal. 

En varias entrevistas usted ha mencionado que se inspira en el mundo de los comics estadounidenses y en el universo de Enki Bilal.

Tomé varios personajes de acción femeninos, sobre todo del comic, como Jill, de la Feria de los Inmortales, y Harley, de Batman, para darle forma a este personaje de acción, que es muy extremo; ve el mundo en blanco y negro. Cuando leí la saga Milenium, casi me voy para atrás, porque parecen primas hermanas. Me gusta pensar que de alguna manera son versiones distintas de un mismo personaje. Hay una suerte de liga de la justicia de mujeres como Lisbeth.

El cáliz secreto es una historia femenina, escrita por un hombre. ¿Le resultó arriesgado darle pies y cabeza a tantas mujeres?

Tuve asesoría de editoras, principalmente de una amiga que es antropóloga, que es muy buena lectora. Hizo todo, mi amiga me ayudó a armar el marco teórico. Otra amiga me dio una mano en su forma de hablar, pasaron cosas muy divertidas. Una colega amiga leyó el manuscrito y me dijo "sí, pero estos son dos meses en la vida de una mujer de 30 años. ¿A ella no le llega la regla?".

 

882265

2019-09-21T11:39:01-05:00

article

2019-09-23T15:59:57-05:00

ctorres_250930

cromos

Carlos Torres / Revista Cromos

Vida Social

Princess Valiant y Leonora Latorre, heroínas de la literatura chilena, llegan a las librerías colombianas

107

3631

3738