Psicólogos aportan evidencias de "sesgo de género" en cómo nos referimos a hombres y mujeres

Psicólogos de la Universidad de Cornell (Estados Unidos) han elaborado un estudio en el que sus participantes, presentaron más del doble de probabilidades de llamar a profesionales masculinos, solamente por su apellido, en comparación con las mujeres, a las que se referían por su nombre completo.

Foto: iStock.

"Cuando se habla de gente famosa se dice Darwin pero Marie Curie, Dickens y Emily Dickinson, Shakespeare y Jane Austen. Este ejemplo de sesgo de género puede estar contribuyendo a la desigualdad de género", recogen los investigadores en su trabajo 'Cómo el género determina la forma en que hablamos de los profesionales', publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

Los ocho estudios realizados por los investigadores, que incluyeron hombres y mujeres, mostraron la diferencia al valorar la cualidad de personas por su sexo: cuando a los hombres solo se los mencionaba por apellido, se los percibía como más famosos y más importantes que las mujeres, a quienes se referían por sus nombres y apellidos.

"Este tipo de juicio podría resultar en más reconocimiento, premios, fondos y otros beneficios profesionales, y sugiere que una diferencia sutil en la forma en que hablamos de mujeres y hombres podría llevar a sesgos", detallan los investigadores Stav Atir y Melissa Ferguson, de la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Cornell de Nueva York.

Atir notó por primera vez la discrepancia en refersise a hombres y mujeres al escuchar a analistas políticos en la televisión israelí, pero descubrió que lo mismo se aplicaba a los estudiantes y profesores de Cornell cuando hablaban de científicos. Se preguntaba si había algún beneficio al ser referido solo por su apellido.

Uno de sus estudios mostró un claro beneficio: los científicos identificados solo por sus apellidos fueron considerados por los participantes como un 14 % más dignos de recibir un premio de la National Science Foundation de Estados Unidos.

Los estudios puestos en marcha por los investigadores analizaron los datos en numerosos dominios 'on line'. En un análisis de casi 4.500 comentarios en un sitio web, encontraron que los estudiantes tenían un 56 % más de probabilidades de referirse a un profesor de sexo masculino solo por su apellido. En otro estudio, diversos analistas políticos en la radio tenían más del doble de probabilidades de referirse a hombres conocidos solo por sus apellidos.

El sesgo de género fue consistente a lo largo de los estudios, incluido un experimento en el que los participantes que escriben sobre científicos ficticios tenían más probabilidades de referirse a los hombres solo por su apellido.

"Las implicaciones para las campañas políticas podrían ser significativas. Es posible que al referirse a un candidato por su nombre completo en lugar de solo el apellido podría tener implicaciones para su éxito", ha remarcado Ferguson.

 

últimas noticias

Cinco recomendaciones para practicar sexo oral

Tres antojos para empezar septiembre

Apps para usar en amor y amistad