Publicidad
Redacción Cromos / 12 Mar 2018 - 2:32 p. m.

¿Qué hacer con los electrodomésticos viejos?

Son varias las alternativas para los aparatos que cumplieron su ciclo en el hogar.

Redacción Cromos

¿Qué hacer con los electrodomésticos viejos?
¿Qué hacer con los electrodomésticos viejos?
¿Qué hacer con los electrodomésticos viejos?

Aunque la revaluación del dólar, que comenzó en 2014, frenó un poco la tendencia creciente del mercado de electrodomésticos como neveras, lavadoras, televisores, hornos y computadores, la Superintendencia de Sociedades reportó que este sector vendió 6 billones de pesos en 2014. 

De esa cifra, la mayor tajada se la lleva el segmento de televisores y aparatos de audio, y le sigue el llamado segmento de ‘línea blanca’ compuesto por neveras, lavadoras y estufas, entre otros que, según la firma Raddar, alcanzó ventas por 3 billones de pesos. 

La Ley 1672 del 19 de julio de 2013 da los lineamientos para la gestión integral de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Sin embargo, aún está en proceso de reglamentación y son insuficientes los programas para disponer las 252 mil toneladas de electrodomésticos que son desechados cada año en el país. 

Solo en Bogotá, se generan 22 mil toneladas de residuos entre televisores, equipos de audio y video, neveras, lavadoras, hornos y computadores, y  solo el 6% tiene un manejo adecuado, según la Secretaría de Ambiente.

Aunque en Colombia los electrodomésticos se usan durante un mayor período de tiempo que en otros países, muchos de ellos, como los televisores, los equipos de video, las lavadoras o las neveras son reemplazados frecuentemente por modelos más recientes o de características superiores, así que una buena alternativa es heredar los que se están reemplazando a quien pueda necesitarlos y para quien signifique una mejora en su calidad de vida. 

 

Un reciclaje adecuado 

Desde octubre de 2014, el programa Red Verde se encarga específicamente de recoger neveras en Bogotá. 

Aproximadamente el 75% del peso de una nevera corresponde a materiales que se pueden volver a convertir en materias primas, pero los gases, aceites y espumas refrigerantes son altamente tóxicos para la capa de ozono y a través de este programa se garantiza que su extracción y disposición sea segura. Este programa será extendido a nivel nacional. 

También en el caso de las neveras, el Ministerio del Medio Ambiente, apoyado por comercializadores, ha logrado reemplazar refrigeradores domésticos de fabricación anterior a 1999, que contenían Clorofluorocarbonos (CFC) y los ha reemplazado por modelos que han sido elaborados con tecnologías libres de CFC.

Empresas privadas como Lito recogen y reciben electrodomésticos de todo tipo y tienen programas de puntos para estimular las entregas y apoyar a fundaciones sociales. 

 

Más usos en casa

Con disposición y creatividad es posible darles un nuevo uso a los elementos que ya pensamos desechar.

- Monitores de televisores y computadores pueden convertirse en la guarida de pequeñas mascotas o en materas retro. 

- Una capa de pintura puede convertir la carcasa de neveras, lavadoras o viejas CPU de computadores en muebles para guardar libros o música. 

- El tambor de lavadoras y secadoras viejas puede ser un buen repositorio para una fogata en el jardín.  Aunque la mejor estrategia es la concientización sobre el uso, componentes y ciclo de cada  artículo que compramos. 

 

 

Foto: iStock. 

 

Recibe alertas desde Google News