¿Quieres tener el mejor sexo en el 2018?

Estas son las seis cosas que debes dejar de hacer este año, para tener la mejor vida sexual.

 

Deja quietas las manos

 

Si te gusta masturbarte, es el momento de dejar esta práctica a un lado. Recurre a un buen sex shop, cómprate juguetes que te motiven y te exciten más para consentirte y disfrutar de ti misma. Los lugares nuevos para explorar pondrán tu adrenalina a mil.  ¡Prueba! (Las ventajas de la masturbación femenina)

 

 

No esperes mucho

 

Si estás teniendo sexo casual, no esperes que sea el encuentro sexual más inolvidable de la historia. La idea está en disfrutar, así que las caricias, los besos, los roces y la excitación que estos producen deben ser tus cómplices para que el momento realmente valga la pena.

 

 

¿Qué importa el resultado final?

 

Mucho sin duda, pero permítete experimentar los sabores, olores y sensaciones de tu encuentro sexual. El orgasmo es la cereza que le pone el sabor a todo, así que fíjate en todo lo que puede producir su pene en ti. Al final no te podrás contar cuántos orgasmos pudiste explorar. (Aprende a reconocer a un mal amante)

 

 

No te presiones

 

Tener relaciones sexuales satisfactorias, no implica que tengas que estar todo el tiempo con la mejor lencería, con lo último en juegos eróticos o que tengas que estar depilada en su totalidad. Recuerda que tu cuerpo es tu templo, solamente tú sabes lo que puedes ofrecerle al mundo, así que si te amas, es muy factible que tu pareja disfrute estar contigo a como dé lugar.

 

 

No seas tímida

 

Libérate de todos los prejuicios que tienes contigo misma. Proponle a tu pareja nuevas poses, disfrázate, utiliza música, innova continuamente, muy seguramente sorprenderás a tu pareja y el seco será más candente.

 

 

No te aceleres

 

Un buen encuentro sexual no dura segundos, al contrario requiere de juegos, caricias, besos apasionados y todo un proceso para una penetración placentera y ardiente. Erizarte es la clave para que tu vagina y tú creen conexión y tengas orgasmos inolvidables.

 

 

Foto: Istock