Fumar es demencial

Una investigación realizada en California, E.U, apunta a que fumar cigarrillo incrementa el riesgo de desarrollar Alzheimer y otro tipo de demencias en más de un 150%
Fumar es demencial

El estudio, publicado en la revista Archivos de Medicina Interna, sostiene que los hallazgos son determinantes y confirman la necesidad de reducir drásticamente el consumo de cigarrillo en las personas de todas las edades, pero sobre todo en los adultos mayores.

El consumo de tabaco genera efectos nocivos en la salud de las personas, de forma directa en los pulmones y el aparato circulatorio, sin embargo, ahora también se demuestra que igualmente tiene efectos inflamatorios y degenerativos en el cerebro.

Más noticias de salud

ASPIRINA Y CÁNCER: NUEVAS EVIDENCIAS

Un estudio publicado en la revista The Lancet concluye que existen evidencias suficientes para afirmar que el consumo diario de 75 a 81 miligramos diarios de aspirina, reduce el riesgo de desarrollar cáncer del colon y del recto. Esta es la primera vez que se logra demostrar este importante efecto protector de la aspirina con dosis reducidas y que no presentan riesgos gastrointestinales. Por otro lado, según un estudio danés, si una persona mantiene una dieta sana, con actividad física regular, libre de cigarrillo y alcohol, puede reducir en más de un 23% la incidencia de este tipo de cáncer.

Genética contra la depresión

Un nuevo estudio dado a conocer hace pocos días plantea una posible intervención genética para el control de la depresión. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 120 millones de personas sufren de esta enfermedad, considerada una de las más difíciles y costosas de controlar. Aunque existen diferentes herramientas terapéuticas, millones de personas se ven obligadas a llevar tratamientos farmacológicos y seguimientos psicoterapéuticos de por vida. Pero todo esto podría cambiar si los resultados del estudio llevado a cabo en la Universidad de Cornell, de la ciudad de Nueva York, se pueden reproducir en seres humanos.

Los investigadores, dirigidos por Michael Kaplitt, identificaron la deficiencia de un gen, el p11, en el cerebro de animales de laboratorio con depresión. Esta alteración puede ser modificada a través de una intervención genética que altera la deficiencia de dicho gen y mejora los síntomas que caracterizan a la enfermedad. Los investigadores se han declarado muy satisfechos con este hallazgo e insisten en que lo más probable es que estos resultados se puedan reproducir en otros modelos de laboratorio y, en un futuro próximo, también en humanos. De lograrse, sería la primera intervención genética para una enfermedad de difícil manejo y alto costo, que podría cambiar el curso de la medicina y de la historia de la humanidad.

 

últimas noticias

Cajas de sorpresas

Tartaletas de auyama con merengue

Opciones para ser expertos en cocina

El chile: el rey de la comida mexicana