Cuerpo perfecto=vacaciones perfectas

 Para sentirnos más seguras a la hora de ponernos el traje de baño, lo mejor es preparar el cuerpo desde ya y hacer que desaparezca cualquier imperfección. Todavía está a tiempo para lograr una buena silueta.
Cuerpo perfecto=vacaciones perfectas

Si ya tiene listo su plan de vacaciones, ¡espectacular!, porque es hora de comenzar, y si aún no sabe qué hará con su tiempo libre, no importa, recuerde que ya vienen las fiestas de Navidad y fin de año, y la oportunidad de vernos bonitas con atuendos diferentes y recibir así el 2011 con nueva energía y vitalidad. Por eso es hora de tomar medidas de adelgazamiento, sacrificarnos un poquito y hacer toda una rutina para esculpir nuestro cuerpo y lucir una silueta de película. Nunca es tarde para empezar. Las claves son: ejercicio, comer alimentos ricos en antioxidantes y tomar mucha agua. Aquí está toda la rutina que debe seguir, pero recuerde que el éxito del mismo depende de la constancia y la exigencia diaria.

HAGA EJERCICIO

En materia de ejercicio, usted debe pensar en tres propósitos: 1) bajar la barriga, 2) tonificar piernas y brazos y 3) bajar de peso (un poquito no cae mal). Cuando lo empiece a hacer regularmente, se sentirá orgullosa de sí misma, caminará con una mejor postura y se verá arrolladora. Porque así es como se va a sentir. Si no tiene mucho tiempo para salir y tomar un plan de entrenamiento dictado por expertos, caminar es la mejor forma de empezar. Hágalo por lo menos tres veces a la semana, treinta minutos. Cuando ya tenga la rutina establecida, aumente a cuarenta y cinco minutos. Tenga en cuenta que el mejor momento para ejercitarse será cuando su energía esté más alta. Así que si a usted no le gusta madrugar, pues tranquila, hágalo más tarde, lo importante es hacerlo. Recuerde que para que sea efectivo debe hacerse mínimo tres veces a la semana.

Si puede, practique Brikam yoga o “hot yoga”: en un salón caliente, usted hace 26 posturas y dos ejercicios de respiración, apropiada para todas las edades y niveles de habilidad. Cada postura elonga y fortalece los músculos, lo cual no sólo le darán más salud, sino que moldeará su cuerpo en muy poco tiempo. “Siempre hay alguna postura que mejorará tu salud, mente y alma”, dice Brikram. Si esto no le sonó, entonces inscríbase a una alguna clase que le haga cambiar la rutina y la ponga en forma, capoeira, boxing o clase de rumba o de salsa. Mire a ver, lo importante es estar dinámico de pies a cabeza, y ser constante.

COMPONGA LA PIEL SECA EN CODOS Y RODILLAS

Exfóliese dos veces a la semana, a la hora del baño, y deténgase en codos y rodillas. En quince días usted verá la diferencia y así podrá lucir mejor una falda o una blusa corta. Cuando pueda, aplíquese en esa zona limón y aceite de oliva o una buena crema hidratante.

TOME ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES

El omega 3-6-9 fortalece las uñas y el pelo, mejoran el aspecto de la piel, agudizan el cerebro, mejoran el estado de ánimo y son vitales para la salud cardiovascular. Así que incluya en su desayuno una pepita de estas y verá que más de uno notará en usted un buen cambio. Empiece ya y no deje para mañana lo que puede hacer hoy.

COMA FRUTAS, VERDURAS Y TOME MUCHA AGUA

Lo primero para tener en cuenta es que milagros no existen y que hay que aprender a comer. Por nada del mundo haga “dietas relámpago” o tome pastillas que prometen quitar el hambre. Las dos le hacen daño a su cuerpo y a su mente, porque el efecto es contrario y usted, tarde o temprano, ganará más peso del que tenía antes. La clave está en bajar peso de forma gradual. Reduzca las porciones y aumente la ingesta de frutas y verduras. Si una persona se come entre cinco y diez porciones de frutas y verduras (lo recomendado por las organizaciones de salud), sienten más saciedad y se deja de comer entre doscientas y quinientas calorías por día, lo que más contribuye a la pérdida de peso.

Elimine todo el azúcar y la grasa de su dieta, máximo dos harinas al día y nunca en la noche, coma mucho pescado y tómese toda el agua que pueda. Sesenta por ciento de nuestro cuerpo es agua, así que en este punto está la clave. Una pista para saber que el agua que tomamos sí está limpiando nuestro organismo es tomar tal cantidad para que al final de la tarde nuestra orina sea muy clara. Si quiere tome diente de león en jarabe, cuatro o cinco veces al día, que esto la pone a eliminar líquidos más rápido que nada.

Con todo esto sí opera el milagro. Aprenda a comer sanamente y a balancear, para que ocasionalmente pueda comerse una hamburguesa o un postre sin remordimientos. Claro que lo mejor es no ceder a ninguna tentación.

Temas relacionados