Tras los excesos, la dieta

Los excesos gastronómicos de la navidad hacen que algunas personas decidan iniciar dieta. Pero a la hora de elegir hay que saber en qué consiste y sus posibles consecuencias.
Tras los excesos, la dieta

A menudo aparecen nuevas dietas que prometen hacer visibles sus efectos en el menor tiempo posible, logrando así atraer a nuevos pacientes. Por eso es necesario hacer un repaso de algunas de las dietas más comunes, más asequibles o más extravagantes.

LAS DIETAS MÁS COMUNES

Hoy en día existen una serie de estrategias de adelgazamiento que, en uno u otro momento, la mayor parte de la población ha puesto en práctica buscando perder esos kilogramos de más.

Una de las más comunes es la dieta por puntos. Según Montserrat Quirós, directora del Centro Montserrat Quirós, “esta pensada para personas que han probado muchas otras y consiste en asignar un número de puntos a cada grupo de alimentos y limitar el consumo de puntos diarios”.

La experta señala que “con esta estrategia se pueden elegir los alimentos que se comen diariamente, siempre y cuando no se sobrepase el límite de puntos, pudiendo perder hasta dos kilogramos por semana”.

Otras dietas que tienen un gran número de adeptos son las hipocalóricas muy restrictivas. Antonio Prieto, director de Medicadiet, comentó que “estas estrategias son ricas en fibra y se basan en eliminar las fuentes de hidratos de carbono y grasas”.

Las dietas hipocalóricas son seguidas, especialmente, por mujeres jóvenes. Pero, a pesar de que la pérdida de peso es rápida y los resultados se ven a corto plazo, el experto añade que “estas dietas son peligrosas puesto que, al ser tan restrictivas, pueden desembocar en la pérdida de masa muscular o en la aparición de trastornos del sueño. Además, si se prolongan en el tiempo, conllevan alteraciones hormonales que, en ocasiones, pueden ser irreversibles”.

LAS DIETAS MÁS EXTRAÑAS

El mundo de la dietética tampoco escapa a la aparición de estrategias y prácticas que, aún siendo un tanto extravagantes, son puestas en práctica por algunos sectores de la población en relación a su catalogación como “milagrosas”, a pesar de la falta de fundamento científico de éstas.

Uno de los ejemplos más extraños es la sopa milagrosa. Esta dieta, según Montserrat Quirós, consiste en “una sopa a base de repollo y verduras que provoca saciedad, aporta fibra y hace que el metabolismo se acelere, perdiendo peso en tiempo récord. Debido a su carácter tan extremo, esta dieta sólo puede hacerse bajo suscripción médica”.

Otra de los métodos menos comunes y que llaman más la atención es la dieta del Sol y que, tal y como señala Antonio Prieto, “se basa en la creencia de que no son necesarias ni el agua ni la comida puesto que el aire y el sol son suficientes para sobrevivir. Además, al igual que ocurre con la sopa milagrosa, adolece de cualquier fundamento científico por lo que puede llegar a resultar peligrosa”.

LO MÁS NOVEDOSO

En los últimos años no han dejado de aparecer nuevas estrategias de adelgazamiento que, hasta el momento, eran desconocidas, facilitando así que cada paciente pueda encontrar y elegir la que más se adecue a su modo de vida y a la naturaleza de su organismo.

Una de las dietas más novedosas es la dieta gudités. Esta dieta, atendiendo a las palabras de la experta, “se basa en la ingesta de verduras crudas o muy poco cocinadas, siendo posible combinarlas con huevos, pan, queso fresco y cereales. Esta dieta favorece, al igual que muchas otras, una pérdida de peso fácil y rápida”.

Desde Medicadiet, Antonio Prieto habla de otro de los métodos más novedosos: la dieta del grupo sanguíneo. Se basa, según este experto, “en el Test de Alcat y aboga por eliminar ciertos alimentos en función del grupo sanguíneo del paciente. Su principal problema es que, a veces, se eliminan multitud de nutrientes, lo que desemboca en una malnutrición del paciente que puede llegar a ser peligrosa”.

PARA TODOS LOS BOLSILLOS

El apartado económico es, en muchos casos, uno de los aspectos que más se tienen en cuenta a la hora de seleccionar qué dieta se va a comenzar ya que, en ocasiones, determinados productos están fuera del alcance de gran parte de la sociedad.

En lo que a dietas asequibles se refiere, el director de Medicadiet aporta una visión genérica de éstas refiriéndose a ellas como “todas las que no conllevan el uso de productos a lo largo de su seguimiento y que se pueden complementar con sustancias disponibles en herbolarios, lo que reduce considerablemente su coste”.

Montserrat Quirós, por su parte, hace referencia a la dieta genética como una de las más asequibles. “Se basa en un estudio genético que nos indica qué alimentos nos hacen subir de peso, engordar o retener, pudiendo crear una dieta personalizada para cada paciente”.

CUESTIÓN DE EXCLUSIVIDAD

Actualmente, la exclusividad parece ser el elemento diferenciador clave entre las diversas clases sociales. Este deseo de establecer una diferencia entre los estamentos con mayor o menor capacidad económica también ha desembarcado en el campo de la dietética.

La personificación de la exclusividad en el mundo actual la encontramos en las estrellas de Hollywood. Jennifer Aniston y Renée Zellweger son, según Montserrat Quirós, algunas de las actrices que, actualmente, “siguen una dieta, conocida como `dieta de Hollywood´, con la que se puede perder en torno a siete u ocho kilogramos en veinte días”.

El director de Medicadiet se muestra un tanto escéptico con las denominadas “dietas milagro” tan comunes entre los famosos. “La utilización de sustancias excitantes en alguna de estas dietas puede producir taquicardias o alteraciones del sueño, lo que puede resultar muy peligroso”, explica Prieto.

Para el 2011 el objetivo final de las dietas volverá a ser la pérdida de peso en el menor tiempo posible. Este deseo se busca por muy diversas sendas, algunas de ellas muy peligrosas y al margen de la ciencia, siguiendo así la máxima maquiavélica de que “el fin justifica los medios”.

Temas relacionados