Buen ejercicio es buena memoria

Ha sido un tema debatido y controvertido, pero un nuevo estudio avalado por el Instituto Nacional del Envejecimiento de los Estados Unidos, insiste en que el ejercicio aeróbico mejora el desempeño cerebral de los adultos mayores.
Buen ejercicio es buena memoria

Publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, refuerza varias investigaciones previas que han relacionado al ejercicio con una mejoría en la memoria. En este análisis, los investigadores evaluaron los efectos del ejercicio en una forma que nunca antes se había realizado, comparando a un grupo de participantes que realizaban 40 minutos diarios de actividad física moderada, con otro de personas en condiciones similares pero con un estilo de vida sedentario; de esta forma concluyeron –con imágenes del cerebro, análisis de sangre y pruebas de memoria– que el ejercicio aeróbico incrementa el tamaño del hipocampo en el cerebro, aumentando la capacidad de memoria, mientras que en las personas sedentarias se comprobó la reducción del tamaño del cerebro y el deterioro de la memoria, muchas veces considerado como consecuencias ‘normales’ de la edad.

Contra el neumococo

Mientras en el campo de la vacunación tradicional se lucha por alcanzar la meta de erradicar la polio, en los últimos meses se ha reforzado el área de la prevención de otras enfermedades a través de nuevas vacunas. El gigante farmacéutico Pfizer ha demostrado la efectividad y seguridad de su vacuna, Prevnar 13, recientemente actualizada, en contra del neumococo; a tal grado, que científicos aseguran que con esta vacuna se pueden prevenir más del 90% de los casos de infección grave por neumococo. De continuar esta tendencia, con esta vacuna se lograría modificar el curso natural de una de las enfermedades infectocontagiosas de mayor impacto en la humanidad.

Más allá del papiloma humano

Mientras estadísticas recientes han comprobado la eficacia y seguridad de la vacuna en contra del rotavirus, el principal causante de diarrea severa en niños menores, una de las principales causas de muerte en este grupo de edad, las investigaciones en el campo del papiloma humano también son elocuentes. Es de resaltar el efecto de Gardasil, la vacuna en contra del virus VPH, causa principal de cáncer de cérvix en las mujeres. Ahora se han ampliado las indicaciones de la vacuna, ya que se ha demostrado su eficacia en la prevención del cáncer anal y el orofaringe, tanto en hombres como en mujeres. Así las cosas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que todos los países deberían incluir estas vacunas en el esquema obligatorio de vacunación.

 

últimas noticias