Pincho de pollo entre plátano maduro con salsa de tomate

Juanita Umaña enseña una receta fácil y deliciosa para realizar esta preparación de una manera diferente.
Pincho de pollo entre plátano maduro con salsa de tomate

Ingredientes:

(4 porciones)

4 pechugas grandes de pollo, deshuesadas y cortadas en cubos medianos (2 cm x 2 cm)

Sal, pimienta y paprika al gusto

4 cucharadas de aceite vegetal

½ cebolla cabezona cortada en cuadros medianos (2 cm x 2 cm)

? taza de queso mozarela o doble crema rallado

4 plátanos maduros

Salsa de tomate:

2 cucharadas de aceite vegetal

2 dientes de ajo finamente picados

½ taza de cebolla larga finamente picada

8 tomates chontos maduros

¼ taza de aceite de oliva

2 tazas de caldo de pollo

Sal y pimienta

Preparación:

Caliente el horno a 200ºC (400ºF)

1. Primero elabore la salsa. En una vasija mezcle el aceite de oliva, la sal y la pimienta. Unte esta mezcla sobre la piel de los tomates y póngalos en una lata de hornear. Hornee hasta que la piel tome un color oscuro. Retire del horno y deje reposar un momento. Con un cuchillo pequeño quite la piel oscura. Ponga los tomates en la licuadora y licue hasta obtener una salsa homogénea.

2. En una sartén, caliente el aceite y fría la cebolla y el ajo. Añada los tomates y el caldo. Cocine a fuego medio por 10 minutos. Añada sal y pimienta.

3. En un palo de madera, inserte los cubos de pollo intercalando con la cebolla cabezona entre ellos. Ponga a calentar el aceite en una parrilla y ase los pinchos.

4. Baje la temperatura del horno a 350ºF (180ºC). Corte las puntas de los plátanos y pélelos. Hornéelos en una lata ligeramente engrasada hasta que estén cocinados. Hágales un corte longitudinal por la mitad del plátano. Deben quedar como unas canoas.

5. Vierta dentro del plátano 2 a 3 cucharadas de salsa. Retire el palito de madera del pollo y ponga los cubos entre el plátano. Esparza sobre el pollo el queso rallado y gratine en el horno hasta que el queso tome un color dorado. Sirva en cada plato el pincho con el resto de salsa

RECUERDE QUÉ

Filetes tostaditos

Cuando cocine pescado, hay un truco excelente que le puede servir para obtener filetes o deditos crujientes: después de haber salpimentado el pescado, espolvoree sobre él un poco de fécula de maíz. Fríalo y sírvalo con una salsa tártara o con ají.

El apio, frío o caliente

El apio es un vegetal que se puede servir frío o caliente. Lo importante es comprar aquellas piezas que tengan tallos de textura firme y crujiente. No deseche las hojas, sirven para aromatizar fondos, sopas y salsas. Puede conservarlo en refrigeración hasta por una semana. El apio también se puede congelar, pero pierde su textura crujiente. Antes de congelarlo, blanquéelo por tres minutos. Úselo en sopas o cacerolas.

El sabor de la guanábana

Para realzar el sabor de la guanábana, agregue un poco de jugo de limón. Un postre fácil y delicioso es mezclar la guanábana con crema de leche, azúcar y un toque de nuez moscada o canela en polvo. Consérvelo en el refrigerador por 30 minutos y sírvalo en copas o vasijas acompañadas de barquillos cubiertos de chocolate.

El hierro colado

El hierro colado es un material que conduce muy bien el calor y lo retiene. En él podemos sellar u asar las carnes, hamburguesas, pescados y aves. Es muy usual encontrar el hierro colado en sartenes y parrillas acanaladas. Este material es muy duradero. Lávelo y séquelo muy bien para evitar que se oxide.  

 

últimas noticias

Cajas de sorpresas

Tartaletas de auyama con merengue

Opciones para ser expertos en cocina