¿Dieta o ejercicio?

¿Cuál de las dos opciones es la mejor para bajar de peso?
¿Dieta o ejercicio?

Esta es la pregunta que más se hacen las personas que quieren bajar de peso. No obstante, es una de las más difíciles de contestar. El porqué no es muy difícil de entender, ya que todas las personas tienen un metabolismo diferente y tienden a procesar los alimentos y a almacenar la grasa de maneras distintas.

Ningún organismo es igual a otro, por eso, todos reaccionamos diferente a un cambio de dieta o de actividad física. Pero ahora un análisis realizado por científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, insiste en que sí hay cosas que se pueden generalizar y que se tienen que tener en cuenta en el momento de querer bajar de peso. Una limitada actividad física y un consumo alto de calorías, significa un aumento de peso. Pero, al parecer, reducir las calorías y aumentar la actividad física no garantiza una reducción del peso corporal.

Después de analizar varios estudios, que en conjunto llegan a sumar más de 120.000 personas, se concluyó que el consumo de papas de paquete, otros tipos de papa, bebidas azucaradas y carnes procesadas y no procesadas, es lo que más contribuye al aumento del peso en las personas. Al finalizar, los autores insisten en que hay que enfocarse más en la calidad de los alimentos que en la clase de alimentos. Además afirman que no es necesario contar las calorías. Si se trata de controlar el peso, se debe tener en cuenta la calidad de la dieta, consumir menos comidas procesadas, dormir de 6 a 8 horas diarias y aumentar el consumo de granos, vegetales y frutas.

Más noticias de salud

CONTROVERSIA POR CELULARES

Mientra la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió hace pocos días un comunicado sobre la posible relación entre el uso de teléfonos celulares y ciertos tipos de tumores de cabeza y cuello, otros estudios lo desmienten. La OMS ha declarado que son “posiblemente carcinogénicos’” pero hay análisis que comprueban lo contrario.

En el último, que fue realizado en la Universidad de Tampere, en Finlandia, y cuyos resultados fueron publicados en el American Journal of Epidemiology, se analizaron miles de usuarios de teléfonos celulares por más de diez años y se concluyó que no existe ninguna relación entre el uso de celulares y la incidencia de cáncer. Así mismo, se resalta cómo cientos de estudios han concluido de la misma forma y de cómo a pesar de que el uso de telefonía móvil se ha incrementado en las últimas décadas (considerando que en el mundo hay millones de usuarios), los tumores de cabeza no han aumentado proporcionalmente.

AVANCES EN VIH-SIDA

Un nuevo estudio, realizado por los institutos de salud de Estados Unidos, indica que el inicio prematuro de la terapia antirretroviral en una persona infectada con el VIH reduce su transmisión en más de un 96%. Hasta el momento, el inicio de los tratamientos con medicamentos que atacan el VIH se basan en las pautas de la OMS, cuyo protocolo insiste en que los medicamentos se deben iniciar solo cuando las células CD4 se bajan de 350. Estas células se han convertido en uno de los principales indicadores del estado de la infección. Sin embargo, y gracias a los nuevos medicamentos que ofrecen mayor eficacia y seguridad, se han realizado estudios que demuestran que si se inicia el tratamiento una vez se identifica la infección, la transmisión del virus se reduce drásticamente.  

Temas relacionados