¿Cómo preparar unas ricas galletas de avena?

Con pera y ciruela pasas.
¿Cómo preparar unas ricas galletas de avena?

Ingredientes para 30 galletas medianas

? taza de mantequilla a temperatura ambiente

1 taza de azúcar

2 huevos grandes

1¼ tazas de harina de trigo cernida

1 cucharadita de polvo de hornear

1 cucharadita de canela en polvo

2 tazas de hojuelas de avena

12 unidades de ciruelas pasas cortadas en pedazos pequeños

1 pera sin piel cortada en cubos pequeños

Una pizca de sal

Preparación:

Caliente el horno a 350ºF (180ºC)

1. En la batidora ponga la mantequilla y el azúcar. Bata hasta obtener una mezcla suave, de color blancuzco. Añada los huevos uno a uno y cuando estén integrados continúe agregando la harina, el polvo de hornear, la canela y una y media tazas de las hojuelas de avena. Con la máquina detenida incorpore a la masa los pedacitos de pera, la ciruela y la otra media taza de avena.

2. Engrase dos latas de hornear y espolvoree la harina. Ponga una cucharadita de la masa en la lata, dejando un poco de distancia entre cada galleta. Hornee por diez a quince minutos. Deje enfriar.

3. Estas galletas se pueden conservar en un recipiente bien cerrado. Sirva para el desayuno, loncheras o meriendas en las horas de la tarde.

LA AVENA

Es un cereal milenario con grandes propiedades alimenticias. Es unos de los cereales preferidos para comer en la mañana, por su sabor y su alto poder nutricional. En Escocia se come en la hora del desayuno el famoso “porridge”, que consiste en una mezcla de avena con agua o leche y se endulza con miel. Tampoco podemos olvidar el cereal suizo llamado "muesli", que contiene avena mezclada con otros cereales y frutos secos. Los copos o hojuelas de avena van muy bien cuando se mezclan con leche, yogur o sencillamente se pueden espolvorear encima de las frutas. Pero la avena también tiene otros usos. Está presente en sopas, guisos y en repostería en panes, galletas y hasta en refrescos aromatizados con canela. La avena contiene vitamina B y minerales (hierro, fósforo, calcio y potasio).

DATOS ÚTILES A LA HORA DE COCINAR

 ¿Y qué hago con la grasa?

La mejor forma de retirar la grasa de la sopa es guardar la sopa en refrigeración para que se solidifique la grasa y así retirarla cuidadosamente con una cuchara. Otra forma rápida y efectiva es envolver un par de cubos de hielo en un limpión. Pase los cubos de hielo envueltos sobre la superficie de la sopa tibia o caliente y así absorberá la grasa.

Poquito, porque es bendito

Uno suele comprar granos y otros ingredientes en grandes cantidades por su maleabilidad para almacenar. Sin embargo, hay alimentos que no resisten tal decisión. Uno de ellos es la avena. Curiosamente, se enrancia con facilidad. Por eso se aconseja comprar en pequeñas cantidades. Guárdela en un sitio fresco.

El secreto del arroz con leche

El arroz con leche es un postre fácil de hacer y delicioso de servir a cualquier hora del día, dependiendo de los gustos del comensal. Para que le quede prefecto, agregue el azúcar casi al final de la cocción, así evitará que el arroz quede excesivamente blando. Recuerde que el arroz con leche queda muy bien con ralladura de limón, aromatizado con limonaria y con canela.

El sabor de la cebolla

Cuando vaya a usar cebollas cabezonas crudas en sus ensaladas, refrésquelas con agua fría para retirar el sabor fuerte y acre que las caracterizan. Después de pasarlas por agua fría, es una buena idea condimentarlas con jugo de limón, sal y pimienta. Quedarán exquisitas en las ensaladas.