Comida sana ¿Hasta dónde?

Comer de manera balanceada es vital para tener una vida saludable pero llevar al extremo la preocupación por una sana alimentación también puede ser perjudicial.
Comida sana ¿Hasta dónde?

Es común que la mayoría de las personas no prestemos suficiente atención a la manera de alimentarnos. Simplemente respondemos instintivamente a la necesidad biológica de ingerir alimentos dando más importancia a aquello que nos gusta que a aquello que nuestro organismo necesita. Cuando eso ocurre, dejamos a un lado un sinnúmero de nutrientes presentes en diversos alimentos que son primordiales para garantizar una buena nutrición. Por otro lado, están quienes se preocupan de una forma exagerada por lo que comen, haciendo esfuerzos obsesivos que terminan modificando su manera de relacionarse con la comida y con los demás. Según la nutricionista Betty Jurado, es importante establecer un equilibrio en la alimentación diaria a través del consumo regulado de los diferentes grupos de alimentos que componen una dieta sana. Estos alimentos son:• Carbohidratos: que se dividen en simples y complejos. Los primeros son los azúcares, y los segundos, los cereales, el plátano y los tubérculos.

• Leguminosas: los fríjoles, las lentejas y los garbanzos aportan vitaminas del complejo B y Zinc, nutrientes importantes para el crecimiento y desarrollo en los niños.• Agua: es un elemento importantísimo para asegurar una buena alimentación porque ayuda a la digestión, hidratación y buen funcionamiento renal. El promedio recomendado son 8 vasos de agua al día.• Grasas monoinsaturadas: presentes en el aguacate, el aceite de oliva y las semillas y frutos secos (nueces).Polinsaturadas: Aceites de canola, maíz y girasol.

La alimentación es un proceso diario que hace parte de nuestras rutinas y que está ligado también al intercambio social y cotidiano de la vida. A menudo escuchamos frases, no siempre ciertas, acerca de lo que comemos y de todo lo que rodea el ritual imprescindible de alimentarnos. ¿Qué es verdad y qué es mentira?

1. Las carnes rojas son perjudiciales. No es cierto. En cantidades moderadas las carnes rojas son parte fundamental de una dieta nutricional balanceada.

2. La leche engorda. No es cierto. La leche, consumida de manera responsable y controlada es una fuente de alto valor biológico, necesaria para garantizar una buena alimentación.

3. La sal ayuda a retener líquidos. Es cierto. El consumo de sal está restringido en pacientes con insuficiencia renal e hipertensos.

4. La leche deslactosada no tiene azúcares.No es cierto. Este tipo de leche contiene los azúcares normales de la leche y debe consumirse con moderación en una dieta de control de calorías.

5. Las frutas pueden causar diabetes.No es cierto. Aunque algunas frutas tienen más cantidades de azúcar que otras, consumidas controladamente no aumentan los niveles de glicemia.

6. Las frutas por colores determinan sus beneficios. No es cierto. Hay una creencia generalizada acerca del color de las frutas y su incidencia directa en el organismo. Esto no está comprobado científicamente.

7. Tomar mucha agua ayuda a perder peso. No es cierto. Si, por el contrario, la persona tiende a retener líquidos, la ingesta exagerada de agua le ayudará a ganar peso. 

 

últimas noticias

Cajas de sorpresas

Tartaletas de auyama con merengue

Opciones para ser expertos en cocina

El chile: el rey de la comida mexicana