La lonchera de sus hijos: nutritiva y divertida

*Recomendaciones para que los alimentos que llevan al colegio sean no solo sabrosos sino balanceados.*
La lonchera de sus hijos: nutritiva y divertida

Muchos padres consideran que la lonchera es simplemente un refrigerio y no les dan suficiente importancia en la nutrición de los pequeños. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad infantil ha alcanzado cifras alarmantes en los últimos años. La sufren 300 millones de niños en el mundo y algunos estudios han señalado a la lonchera como una de las culpables de una grave problemática que ya está tomando características de epidemia.

Para Cruz Elisa Marín, nutricionista y dietista con más de 18 años de experiencia en niños con desequilibrios alimenticios, los hábitos de una persona desde la infancia serán decisivos para evitar la obesidad en la edad adulta. Ella explica que las loncheras son un gran indicador del modo cómo se están alimentando los menores: “Al revisar las loncheras encontramos golosinas, refrescos y paquetes sin ningún balance nutritivo”.

Estudios internacionales han encontrado que un promedio de tres paquetes de golosinas son los causantes de las altas estadísticas de obesidad.

Para corregir estos hábitos es necesario el apoyo permanente por parte de los padres, los colegios y los restaurantes escolares. Éstos deben ser conscientes de la importancia de inculcar buenos hábitos porque los niños tienden a comer lo mismo que ven comer a los adultos y lo que les ofrecen en las tiendas.

Para la especialista es importante erradicar los refrescos y las gaseosas y dice que al respecto en nuestro país hacen falta más políticas de salud pública: “Incluso en Chile ya hay una ley que penaliza el consumo de gaseosas en los colegios”.

Las loncheras están llenas de productos de calorías vacías, es decir, alimentos que no nutren pero que engordan. La mejor opción es reemplazar las frituras, los refrescos y los dulces por otros alimentos de alto valor nutricional.

Según Cruz Elisa, una lonchera balanceada debe contener los siguientes grupos de alimentos:

1. Frutas: en forma natural o en jugo.

2. Lácteos y sus productos derivados: quesos, yogures, malteadas, leches saborizadas y enriquecidas.

3. Cereales: el mercado ofrece productos enriquecidos con vitaminas y minerales, y vienen en ricas y variadas presentaciones.

Ella explica que lo ideal es hacer énfasis en una lonchera saludable pero no es necesario erradicar del todo los paquetes. Además recomienda que, en lo posible, las loncheras no reemplacen el desayuno: “La primera comida del día debería tomarse en casa porque un buen desayuno con cereales y proteínas garantiza un buen aprendizaje y el desarrollo adecuado del niño”. 

Temas relacionados