Dermatitis, el enemigo de la piel

Existen diferentes tipos de dermatitis que afectan a niños y adultos de distinta manera. Aprende a tratarla.

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica y recurrente, que tiene una alta predisposición genética. En los adultos, la más común es la dermatitis por contacto y en los niños la dermatitis atópica. 

La primera, se presenta como inflamación y descamación de la piel en cualquier zona del cuerpo debido a la irritación (dermatitis irritativa) o alergia (dermatitis alérgica), producida por el contacto con alguna sustancia ambiental. Por su parte, la dermatitis atópica tiene un componente hereditario y se relaciona con alergias respiratorias desde la infancia y puede ser provocada por el contacto con sustancias del medio ambiente. Por ser una enfermedad genética, no es posible prevenir la dermatitis atópica en niños, y por eso mismo, no es 100% curable. En el caso de las dermatitis por contacto en los adultos, la única manera de prevenirla es evitando todo contacto con la sustancia que ha sido identificada como desencadenante de los episodios.

Síntomas

1. Dermatitis atópica: aparición de placas y parches rosados muy pruriginosos (que pican mucho) en mejillas, cuello, pliegues de brazos y detrás de las rodillas. Está asociada a pieles muy secas y alergias respiratorias como rinitis o asma.

2. Dermatitis por contacto: es una dolencia irritativa muy frecuente en las manos debido al contacto con detergentes y al lavado frecuente. Por su parte, la dermatitis por contacto alérgica se localiza comúnmente en párpados, mejillas, axilas y cuello.

¿Qué hacer en casa?

El tratamiento de cualquier tipo de dermatitis depende de las lesiones activas. De todas formas hay ciertas medidas puedes tomar desde casa:

1. Usa limpiadores suaves en lugar de los jabones perfumados o antibacteriales.

2. Evita frotar o usar estropajo. 

3. Puedes usar de forma permanente emolientes e hidratantes al menos dos veces al día en el área afectada. 

4. Toma baños cortos con agua no muy caliente.

 

Foto: iStock

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Beneficios de la vela de soya