Cuatro formas de incluir el mango en tu menú

Aquí, todas las ventajas que esta exótica fruta le puede traer a tu cocina.

Es una de las frutas que trajeron los viajeros españoles y portugueses a los países tropicales y que hoy en día encontramos en todas las plazas de nuestro país evocando el cálido sol tropical. Sin embargo el mango es una fruta originaria del este de Asia, donde se ha sembrado desde tiempos inmemoriales y es muy apreciado en varias gastronomías como es el caso de las cocinas hindú y tailandesa.

Encontramos diversas variedades que se diferencian de tamaño, color y textura, desde el pequeño y aromático mango de azúcar, delicioso para consumir solo, hasta las mangas, más grandes, de carne firme, ideales para hacer ensaladas, jugos o salsas. Su sabor entre ácido y dulce se adapta maravillosamente a preparaciones frías o calientes. Es muy usado en repostería, ensaladas, salsas, compotas y mermeladas, y su jugo es nutritivo y refrescante.

El mango también va muy bien con especias como la cúrcuma, cardamomo y comino. Además, es excelente para mezclar con hierbas como el cilantro y el cebollín; es rico con jengibre y diferentes tipos de ajíes. 

Usos del mango:

Batido para los niños

Nada más nutritivo y refrescante que un batido de mango y guanábana para las meriendas o para la llegada del colegio. Cóloca en la licuadora 1 taza de mango cortada en cubos, 1 taza de pulpa congelada de guanábana, 3 cucharadas de miel, ½ cucharadita de canela en polvo y ¾ taza de kumis. Licua y vierte en 4 vasos. Acompáñalo con galletas.

Tajadas de mango

Las tajadas de mango crocante son fáciles de hacer y muy versátiles. Son deliciosas en ensaladas, como “snack” y ricas acompañado jamones y quesos. Para hacer tajadas de mango crocantes escoge mangos con textura firme. Corta el mango en rodajas delgadas. En una sartén vierte una taza de miel y una cucharadita de jugo de limón. Calienta por 2 minutos. Sumerge cada tajada de mango y pónlas en una lata ligeramente engrasada. Hornea a 200°C por 30 minutos. Deja enfriar y conserva en un recipiente con tapa por una semana.

Mango verde

El mango verde es delicioso cuando se mezcla con nueces, especialmente con marañones, albahaca, menta, pepino cohombro, zanahoria y repollo chino.

Mermelada de mango

Hacer mermelada de mango es muy fácil. Esta mermelada es ideal para rellenos de obleas, para untar en tostadas, galletas, pancakes y para acompañar cerdo, pescado o pollo a la parrilla. A continuación la receta:

Lava muy bien 5 mangos grandes bien maduros. Retira la piel y corta la pulpa en pedazos pequeños. Debes obtener 4 tazas. En una olla coloca el mango, 1 y ½ tazas de azúcar, 2 cucharaditas de jengibre picado, ¼ taza de agua y 2 cucharadas de jugo de limón, revuelve ocasionalmente y cocina a fuego medio por 20 minutos. Retira del fuego y deja reposar por 5 minutos. LicuA hasta obtener una mezcla suave. EnfríA totalmente y guarda en dos frascos esterilizados.

Foto: Flickr.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente