!Vacaciones! consejos para cuidar su piel

El sol es sinónimo de arrugas y envejecimiento prematuro si no se le tiene el respeto que se merece. Consejos para conservar una piel joven.
!Vacaciones! consejos para cuidar su piel

 Arrugas, manchas, pecas, lunares precancerígenos y envejecimiento prematuro pueden ser el resultado de una irresponsable exposición al sol. Siga estos pasos para conservar una piel joven y saludable. 

1. Aumente el uso de cremas humectantes en la cara y el resto del cuerpo. Utilice una indicada para su tipo de piel y así evitar brotes acneiformes.

 2. Si se está realizando algún tratamiento dermatológico suspéndalo durante las vacaciones –despigmentaciones, tratamientos antiarrugas o antiacné–. Exponer la piel a más traumas, como el viento y el sol, puede resultar peor que el remedio. Reinícielos al regreso.

3. Alimentos como zanahorias, mango, albaricoque, calabaza, lechugas y espinacas, ricos en betacarotenos, ayudan a la piel a broncearse más rápido.

4. Si su piel es grasosa hágase una exfoliación facial antes de la exposición solar. Para cualquier tipo de piel se recomienda una exfoliación suave en todo el cuerpo.

5. Aumente poco a poco el tiempo de exposición al sol durante sus vacaciones. Hacerlo de forma gradual evita graves quemaduras y le da tiempo a la piel para acostumbrarse a los rayos ultravioleta.

6. Cuide la piel de su rostro con pavas o gorras. El sol directo envejece prematuramente.

7. Utilice un bloqueador especial para la cara pues de lo contrario puede sufrir brotes por usar productos inadecuados. Huméctese el cuerpo después de ducharse y antes de acostarse con crema especial. Sólo utilice bronceadores de marcas conocidas. En las playas se consiguen productos artesanales que facilitan el daño solar y aumentan el riesgo de cáncer de piel. Utilice un bloqueador que proteja contra los rayos UVA. El SPF solo protege contra los UVB.

8. Evite la exposición directa al sol. Especialmente entre las diez de la mañana y las tres de la tarde.

9. Utilice un factor de protección mínimo de 30 y reaplíquelo cada dos horas en todas las áreas expuestas al sol. Aumente la frecuencia de acuerdo con la sudoración o contacto con el agua.

10. Los dermatólogos recomiendan que todas las personas, sin importar su tipo de piel, usen protector solar en lugar de bronceadores al momento de asolearse. Esto, además de proteger la piel, ayuda a conseguir un color más duradero y evitar descamaciones y quemaduras.

11. Una piel blanca, que lleva mucho tiempo sin asolearse, no debe exponerse por periodos prolongados a los rayos ultravioleta y debe cuidarse con el mayor factor de protección en el mercado. 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Cajas de sorpresas

Tartaletas de auyama con merengue