Seis tips para cuidar el cuello

Presta atención a estos sencillos consejos y sentirás en poco tiempo un cuello mucho más relajado.
Seis tips para cuidar el cuello

Una de las partes del cuerpo que acumula mayor tensión es el cuello. Sigue estos consejos para consentirlo y así evitar dolores y complicaciones posteriores.

 

1. Usar la almohada correcta.

Para evitar dolores en la mañana, es indispensable que durante la noche el cuello descanse en el mismo eje de la espalda. Para lograrlo, es recomendable una almohada delgada que evite que el cuello se flexione hacia arriba. No usar almohada es peor porque extiende demasiado las vértebras cervicales.

 

2. Dormir boca arriba.

Aunque muchas personas prefieren dormir boca abajo, no es aconsejable. La posición fuerza el cuello para facilitar la respiración y altera la curvatura normal de la columna. Con el tiempo, las molestias pueden agravarse.

 

3. Tener buena postura.

Cuando se pasa todo el día sentado frente a un escritorio, es necesario tener un apoyo en la espalda y procurar tener el monitor al mismo nivel de los ojos para evitar forzar el cuello hacia arriba o hacia abajo.

 

4. Estirar.

Es bueno estirar el cuello, mínimo 20 segundos por cada lado en tandas de tres, cada dos horas para que los músculos del cuello se relajen y evitar que se contraigan. No importa que no hayas hecho ejercicio previamente.

 

5. Aplicar hielo.

Recomendable para las personas que, después de hacer ejercicio, presenten dolor en el cuello. Poner hielo como mínimo 10 minutos en esta área del cuerpo, ayuda a relajar los músculos.

 

6. Ejercitar la cara.

Los ejercicios faciales son una excelente manera de tener el cuello en forma. En cualquier momento del día pronuncia exageradamente las letras X y O, mínimo 10 veces, para fortalecer los músculos del cuello.

 

Foto: Archivo CROMOS.