Cinco consejos para llevar una vida saludable

Según la nutricionista Consuelo Pardo, el sedentarismo y los desórdenes alimenticios son las principales causas de diabetes temprana.  
Cinco consejos para llevar una vida saludable

Ser alegre y feliz, combinar colores, consistencias y disfrutar de los aromas de los alimentos. Ese es el estilo de vida saludable que recomienda Consuelo Pardo, nutricionista de la Universidad Javeriana, quien dará una conferencia sobre “Gastronomía con énfasis en salud pública” en un evento que se realizará del 1 al 4 de agosto en en el II Congreso de Gastronomía en Brasil. Una reflexión para percibir el arte de alimentarse con un toque de estilo de vida activo y saludable. 

La iniciativa del congreso surgió luego de una investigación de la Fundación Tecnológica de Liderazgo canadiense Internacional LCI y LaSalle College en Bogotá, la cual estudió el incremento de enfermedades crónicas no trasmisibles como la diabetes, la obesidad y afecciones cardiacas en niños y jóvenes. Según la nutricionista “comer por comer sin disciplina, la falta de control de la ansiedad; comer viendo televisión, jugando en el computador y demás actividades sedentarias son las causantes de esas enfermedades tempranas.”

La nutricionista hace las siguientes recomendaciones para mantener una salud equilibrada:

-Establecer hábitos adecuados de consumo de alimentos como carnes, lácteos, verduras y cereales combinado con actividad física diaria de 30 minutos (Caminar, bailar, correr y hacer gimnasio).

-Desarrollar el consumo de alimentos en 5 comidas distribuidas durante el día, manteniendo el balance entre la porción del alimento que se consume frente al gasto de energía que se requiere. Se estima que del valor calórico total el 10% debe provenir de las proteínas, de las grasas el 30% del valor calórico y el 60% debe venir de los carbohidratos. Lo anterior combinado con minerales y  vitaminas provenientes de furtas y vegetales hace una nutrición balanaceada.

-Comer la porción necesaria para la edad.  De acuerdo al ciclo de vida, se consume alimentos en las primeras etapas de vida para el crecimiento y desarrollo del organismo, y luego para el mantenimiento del mismo. Los excesos o déficit de los mismos traen consecuencias negativas.

-Seleccionar alimentos de los diferentes grupos. Los macronutrientes, proteínas, carbohidratos y grasas, proporcional a las necesidades que requiera el cuerpo. Se estima que del valor calórico total, el 10% debe provenir de las proteínas, el 30% de las grasas y el 60% de los carbohidratos. Lo anterior combinado con minerales y  vitaminas derivados de frutas y vegetales.