Vive bien comiendo pistachos

Tomados regularmente y con moderación, estos sabrosos frutos secos ayudan a prevenir el cáncer y la diabetes.
beneficios de los pistachos

Son uno de los frutos secos con más cantidad de fibra y figuran entre los que aportan más energía, junto con las nueces y los piñones. Debido a su contenido en minerales, vitaminas, ácidos grasos, proteínas y micronutrientes saludables, son el tentempié ideal para quienes realizan un gran esfuerzo físico o desarrollan actividades intelectuales que requieran concentración.

 

Según el chef español Darío Barrios, el pistacho puede prepararse de diversas formas, "servidos crudos a modo de 'snack', en ensalada, con arroz o como una pasta", ya que su textura "es muy agradable". Es el protagonista de sabrosas recetas, como los pistachos al curry, con pimentón dulce, con ajo y tomillo, a las hierbas o ahumados. Además, su exquisito aceite dulce, rico en grasas saturadas, es empleado en platos de alta cocina, helados y pastelería.

 

Investigadores, de la Universidad Estatal de Pennsylvania (conocida como Penn State, en inglés) en Estados Unidos, efectuaron un ensayo con adultos no fumadores que siguieron dietas bajas en grasas y con diferentes cantidades de pistachos.

 

Así, comprobaron que aquellos participantes en cuya alimentación se incluían estos frutos secos, experimentaban reducciones en la presión arterial, la resistencia vascular periférica y la frecuencia cardiaca en situaciones de estrés agudo.

 

Tan exquisitos como nutritivos

 

La doctora Nieves Palacios, experta del Centro de Medicina del Deporte, en España, destaca "las propiedades nutricionales del pistacho", ya que una ración de 30 gramos (unas 50 unidades de este alimento) contiene "160 calorías, 3 gramos de fibra, 6 gramos de proteínas, 7 gramos de grasas monoinsaturadas y 4 gramos de poliinsaturadas, pero ninguna grasa saturada”.

 

Además de antioxidantes, como las vitaminas A y C, y el selenio, una ración de este fruto seco aporta el ocho por ciento del valor diario recomendado de magnesio y potasio y otros minerales como el hierro, que ayudan a " prevenir las alteraciones vasculares", de acuerdo con Palacios.

 

Según esta experta en Endocrinología y Nutrición, el pistacho "ayuda a controlar los niveles de colesterol, la inflamación y la salud de los vasos sanguíneos y, consumidos en la cantidad recomendada de 42,5 gramos diarios, consigue que no suban los triglicéridos y haya un buen perfil de lípidos en el organismo”.

 

Asimismo, el consumo de pistachos contribuye “a impedir la oxidación celular al luchar contra los radicales libres, lo que retrasa el envejecimiento,  y su contenido en fibra insoluble, hace que se retrase el vaciado gástrico, se obtenga sensación de saciedad y se favorezca el tránsito intestinal”,  según la experta.

 

La doctora Palacios también recomienda a los deportistas que incluyan los pistachos en su dieta porque "cubren sus necesidades energéticas y previenen el daño muscular".

 

Por otra parte científicos de la Universidad del Este de Illinois (Estados Unidos) han comprobado que comer pistachos entre comidas ayuda a adelgazar, porque tiene un efecto psicológico visual ya que, al observar las cáscaras vacías tras pelar el fruto seco, le recuerda al consumidor "todo" lo que ha comido y lo induce a ingerir menos.

 

Además, consumir pistachos a diario podría mejorar los síntomas de la disfunción eréctil, por el efecto de sus grasas saludables y esteroles naturales, según un estudio del Centro de Investigación Atatürk de Ankara (Turquía), así como reducir el riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

 

Foto: iStock.

 

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente