Nueve mitos y verdades de la marihuana

Más allá del debate social y legal alrededor de esta planta ancestral, Cromos consultó un especialista sobre sus bondades medicinales.

1. Fumarla genera dependencia

Falso

Las semillas mejoradas, como el Cripi, generan una dependencia relativamente fuerte, aunque muy lejos de la que producen las drogas duras como la heroína y el bazuco. Cuando se retira su consumo, hay un síndrome de abstinencia breve que personas psicológicamente estables pueden superar.

 

2. Estimula la creatividad

Falso

Es una sustancia que incrementa la proporción entre las señales visuales y auditivas. Como afecta la percepción, que es la reacción psicológica a los estímulos sensoriales, la gente cree que decodifica mejor las cosas, pero no es así: capta exactamente igual. 

 

3. Consumirla para uso recreativo perjudica la salud

Relativo

La marihuana no es mala, pero su uso recreativo sería posible si tuviéramos una cultura de consumo moderada. Los indígenas la utilizaban en ritos como se consume el vino en Europa en el almuerzo. La sociedad no hace un uso adecuado de lo que dispone (lo mismo se aplica para el alcohol, para las comidas rápidas, para el deporte exagerado, entre otras), por eso su consumo trivial puede resultar perjudicial. 

 

4. Contrarresta los efectos de la quimioterapia

Verdadero

Al ser una sustancia antiemética, evita el vómito y las náuseas. En países como Israel o Estados Unidos es medicada con el objetivo de activar el sistema inmunológico; por ello ahora se utiliza para controlar las consecuencias de la quimioterapia. 

 

5. Fumarla produce cáncer en los pulmones

Verdadero

El cáncer es producido por los alquitranes deribados de la combustión de la hierba, no por la marihuana como tal. Como el vegetal fumado se convierte en carbón, ese carbón, al llegar al pulmón, tapa los alvéolos, dañando los órganos. 

 

6. Es la puerta de entrada al consumo de otras sustancias

Relativo

Desde el punto de vista farmacológico, no induce a otras drogas. La discusión es más social que médica. Como la persona que consume marihuana se la compra a un vendedor que en la mayoría de casos  también comercia con otras sustancias, tiene la facilidad de probar otras drogas.

 

7. Sirve como relajante

Verdadero

No hay que hablar de la marihuana sino de las marihuanas. Hay unas medicinales que pueden producir el efecto relajación, pero son cepas producidas en laboratorios aprobadas por la Administración Federal de Drogas de Estados Unidos. 

 

8. Entorpece

Verdadero

Las personas tienen un sistema que está constituido por neurotransmisores anandamidas y por receptores CB1 y CB2. La marihuana actúa sobre esos receptores como si fueran los endocanabinoides, alterando el control del movimiento. 

 

9. Sirve para dormir

Relativo

Cuando la marihuana tiene un equilibrio determinado de sustancias, produce sueño, pero también puede alterarlo. Las personas que la consumen de día, posiblemente en la noche tendrán alteración en el sueño y necesitarán más dosis para volver a dormir. 

Foto: Flickr.

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Beneficios de la vela de soya