¿Cómo prevenir y cuidar la gripa?

En días de lluvia no dejes que la gripa no se apodere de tu cuerpo y tus planes de inicio de año.
¿Cómo prevenir y cuidar la gripa?

Con los cambios de temperatura que se presentan diariamente, llegan varios tipos de infecciones respiratorias generadas principalmente por virus. Estos se trasmiten con facilidad por contacto con secreciones que pasan de las vías respiratorias a las manos y objetos, y de ahí a las vías respiratorias de otras personas. Las enfermedades respiratorias pueden complicarse generando neumonías, bronquitis y otros cuadros clínicos.

 

Los síntomas que se pueden generar son fiebre, malestar general, congestión, secreción nasal, tos, dolor de garganta, expectoración y dificultad para respirar. 

 

En los niños es primordial identificar los signos de dificultad respiratoria, que alertan sobre la complicación del cuadro respiratorio. Estos son: aumento de la frecuencia respiratoria, aleteo nasal (se ensanchan las fosas nasales al respirar), tirajes intercostales (se evidencia que al respirar, la piel y los músculos entre las costillas se hunden), quejido respiratorio (se oye un silbido cuando el niño bota el aire) y la pérdida de sincronía entre tórax y abdomen al respirar.

 

Por otro lado, según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud, las ausencias a nivel laboral se han elevado en un  12 % afectando considerablemente tanto la salud como la economía tanto de empleados como de empleadores. 

 

¿Cómo manejarla?

El doctor Fernando Forero, Director HSEQ de Sodexo Colombia y experto en salud ocupacional, afirma que es necesario tomar precauciones para evitar las complicaciones y en especial para impedir la trasmisión de la enfermedad, a través de las siguientes recomendaciones: 

 

Para evitar la propagación de la enfermedad:

Si no tienes la enfermedad y quieres evitar contacto con los virus, es necesario:

• Lavar con frecuencia tus manos con agua y jabón, en especial después de tener contacto físico con personas enfermas u objetos que tocan muchas personas (chapas, transporte público, teléfonos públicos, etc.).

• Evitar estar en lugares poco ventilados donde se reúnan muchas personas.

• Existen esquemas de vacunación para condiciones y edades específicas, por lo que debes consultar para ver lo más conveniente.

• Mantén limpios los objetos de uso común.

 

Si tienes la enfermedad, para evitar contagiar a otros:

• Cuando tosas o estornudes, cubre tu boca y nariz con un pañuelo desechable, el brazo o la manga. Nunca uses las manos.

• Lava con frecuencia tus manos con agua y jabón. 

• Usa tapabocas para disminuir la probabilidad de trasmitir la enfermedad a otros.

• Evita el contacto físico con otras personas, no compartas utensilios u objetos.

 

Para prevenir complicaciones, si ya tienes los síntomas respiratorios:

• Abrígate bien y evita los cambios bruscos de temperatura. 

• Consume abundante líquido (agua o jugos naturales) para mantener tu cuerpo hidratado y evitar que haya más congestión.

• No acudas a la automedicación ante los primeros signos de enfermedad; sigue las indicaciones del médico para evitar complicaciones.

• La OMS aconseja consumir cinco porciones de frutas y verduras diariamente. Alimentos naturales ricos en vitaminas A y C, como mandarina, limón, lima, naranja, banano, papaya, piña, fresas, limón, guayaba, kiwi, mango, etc., tanto en porción como en jugos, así como las verduras de hoja verde oscura como tomate, zanahoria, espinaca, acelga, ajo, brócoli, coliflor, calabaza, etc., pues son beneficiosos para mantener en buen estado el sistema inmunológico.

 

Foto: Latinstock

Temas relacionados

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente