Aprende a respirar mejor, para vivir mejor

Respirar oxigena las células y expulsa toxinas. Ayuda a liberar el estrés y a conectarnos con nuestra energía vital.

Respirar es la función primordial de la vida humana. Ocurre en dos fases: la inhalación y la exhalación. Al inhalar, el oxígeno entra a los pulmones a través de la tráquea. En este proceso se emplea el diafragma y se expande el tórax.

En los pulmones se produce un intercambio de gases y luego ocurre la exhalación, que es el mecanismo de expulsión del aire, liberando dióxido de carbono y contrayendo el diafragma. Un adulto promedio respira aproximadamente 15 veces por minuto en estado de relajación, pero aumenta al hacer ejercicio o durante un ataque de ansiedad. Los pulmones masculinos pueden alojar 6 litros de aire y los de las mujeres cuatro y medio.

 

17533280_xxl

 

A pesar de que lo hacemos de forma mecánica, la respiración con conciencia ayuda a relajar el cuerpo, oxigenarlo mejor, desintoxicar y producir bienestar. Aprende a respirar correctamente y aplica algunas técnicas sencillas que te ayudarán a sacar provecho de la ventilación de los pulmones. 

 

Ejercicios para respirar mejor:

 

1. Realiza estiramientos que ayuden a estimular los músculos del tórax. Extiende los brazos hacia los lados en forma de cruz. Luego estíralos, inclinándote hacia un lado con ambos brazos hacia arriba. Comience a respirar, inhalando en el movimiento que conlleva el esfuerzo. Luego exhala al descansar. 

2. Los ejercicios de respiración pueden hacerse en posición acostada. Con los brazos relajados o en posición de loto. Comienza a respirar lentamente. Inhala por la nariz, llevando el aire a la parte inferior del estómago, el pecho y los pulmones. Luego exhala por la nariz, poniendo atención a cada movimiento. 

3. En momentos de estrés, trata de respirar profunda y lentamente. Esto ayudará a relajar los músculos del cuerpo y a distensionar el cuello y los hombros. 

 

18004826_xxl

4. Mientras estes sentada, pon las manos en el plexo solar. La mano izquierda sobre el pecho y la derecha debajo de la primera.

5. Estos ejercicios, durante varias veces al día, ayudan a calmar la angustia, a relajar y tranquilizar la mente. 

6. La hora de dormir es un buen momento para hacer ejercicios respiratorios. 

 

Foto: Flickr. 

Temas relacionados
últimas noticias