El sol, un enemigo radiante

Bogotá y Tunja son dos de las ciudades con más casos de cáncer de piel registrados en el país.
El sol, un enemigo radiante

En temporadas de verano y sequía el sol es un enemigo al asecho, ya que los rayos ultravioleta pueden generar enfermedades como melasma y cáncer de piel.

 

Contrario a lo que muchos piensan, los riesgos de quemaduras o insolaciones no pasan con el fin de las vacaciones. En las ciudades, especialmente las que se encuentran muy por encima del nivel del mar como Tunja y Bogotá, la radiación ultravioleta es intensa y se precisa protegerse a diario del sol.

 

Lo que la gente no sabe es que «el sol es más dañino en estas ciudades que sobre el nivel del mar», indica el doctor John Alexander Nova Villanueva, dermatólogo del Instituto Nacional de Dermatología, Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta.

Así mismo, el especialista enfatiza en el riesgo a largo plazo que estas insolaciones representan para la piel de las personas. «El sol genera alteraciones en las células de la piel que se manifiestan después de varios años, cuando puede aparecer un cáncer de piel».

Consultas más frecuentes

Las consultas dermatológicas más frecuentes están relacionadas con las quemaduras y las alteraciones de la piel. «Con relativa frecuencia se presenta lo que nosotros llamamos berloque o fitofotodermatosis, que son unas manchas secundarias que se producen con la exposición cítrica al sol», explica el doctor Nova Villanueva.

El experto asegura que otra dolencia común es la picadura de insectos. «Lo ideal en estos casos es no rascarse de manera intensa, pues ello va a generar manchas y cicatrices, ya que al retirar la parte superficial de la piel, se permite la entrada de bacterias y otros agentes que favorecen la infección». Lo sugerido en estos casos es no molestar la picadura.

¿Cómo protegerse del sol?

La recomendación es no descuidar la protección solar. Con respecto al uso de cremas bloqueadoras, el experto aclara que «no hay protectores solares que protejan al 100 %, esos protectores solares que anuncian tener un FPS 100 no existen. Lo ideal es usar un bloqueador de un factor de protección mayor a 30», afirma el doctor Nova.

Otras recomendaciones del doctor son:

- Usar ropa con tejidos gruesos y tupidos.

- Evitar el sol de mediodía, en un rango de horas que va de las 12 a las 2 de la tarde.

- Utilizar sombrero, gorras o gafas con filtro de radiación ultravioleta.

- Usar cremas bloqueadoras que tenga protección frente a radiación ultravioleta A y B.