Tips para evitar y cuidar las picaduras de los mosquitos

Mosquitos, moscas, pulgas  y garrapatas pueden transmitir enfermedades que lleven a graves consecuencias. Protegerse adecuadamente contra ellos es fundamental.
Tips para evitar y cuidar las picaduras de los mosquitos

Algunas enfermedades necesitan un vehículo para viajar de un organismo a otro. Este es el papel de los vectores o pequeños animales que transportan virus, parásitos y bacterias desde una persona o animal infectado a otro animal o a un ser humano. Esto ocurre normalmente mediante una picadura.

Según indica Sabino Puente, jefe de la Unidad de Medicina Tropical del Hospital Carlos III de Madrid, España, los mosquitos,  moscas,  garrapatas y pulgas son los animales que, principalmente se encargan de transmitir enfermedades. 

Las enfermedades transmitidas por estos pequeños insectos,  representan  «una alta carga de morbilidad y mortalidad para las personas, sus familias y las comunidades, especialmente en los países más pobres. Causan absentismo escolar, empeoramiento de la pobreza, un impacto negativo en la productividad económica y altos costos y sobrecargas de los sistemas de salud de los países», describe la Organización Panamericana de la Salud.

«Las enfermedades transmitidas por este medio, representan un 17% del total de las enfermedades infecciosas», así lo señala  la Organización Mundial de la Salud (OMS). Precisamente por esto, son el tema central de la edición de 2014 del Día Mundial de la Salud, que se celebra cada 7 de abril para conmemorar el aniversario de la fundación del organismo en 1948.

 

Paludismo o Malaria 

La malaria o paludismo es producida por un parásito denominado plasmodium que se transmite a través de las picaduras de los mosquitos del género  anopheles infectados por dicho parásito. «En el organismo humano, los parásitos se multiplican en el hígado y después infectan los glóbulos rojos», explica la OMS.

Entre los síntomas del paludismo destacan la fiebre, las cefaleas y los vómitos que, generalmente, aparecen entre 10 y 15 días después de la picadura del mosquito. 

Según estima la OMS, aproximadamente la mitad de la población mundial corre el riesgo de padecer paludismo. Latinoamérica es una de las zonas que se ve afectada por este mal.  

«En 2013 el paludismo estaba presente en 97 países y territorios», precisa el organismo internacional. La OMS afirma también que esta enfermedad causó aproximadamente 627.000 muertes en 2012.

 

Dengue

El dengue es otra enfermedad vectorial destacada. Se transmite a través de la picadura de los mosquitos de la especie "aedes" infectados por alguno de los cuatro virus del dengue. Sus síntomas aparecen entre tres y catorce días después de la picadura.

Los síntomas se acompañan de un descenso de la temperatura corporal de menos de 38 °C y son los siguientes: dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias de las encías, fatiga, inquietud y presencia de sangre en el vómito.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, unos cuatrocientos millones de personas se infectan anualmente de esta enfermedad. «No hay vacunas para prevenir la infección por el virus del dengue y la medida de protección más efectiva es evitar las picaduras de los mosquitos», aseguran.

La OMS expresa que el dengue es la enfermedad vectorial con mayor crecimiento en el mundo, pues su incidencia se ha multiplicado por treinta en los últimos cincuenta años. 

 

La Filariasis

La filariasis linfática es otra enfermedad de este tipo que puede acarrear graves consecuencias. Esta patología, más conocida como elefantiasis, se produce debido a la transmisión de unos parásitos denominados filarias, a través de las picaduras de ciertos mosquitos.

«Cuando un mosquito que contiene larvas en estado infectivo pica a una persona, deposita los parásitos en la piel. Desde ahí, las larvas invaden el organismo, migrando hacia los vasos linfáticos, donde se desarrollan y transforman en gusanos adultos en el sistema linfático», indica la OMS. 

Esta enfermedad suele adquirirse en la infancia, pero las dolorosas consecuencias aparecen años después, episodio que causa discapacidad en la persona. 

 

Virus de Chikungunya

América Latina, concretamente la región del Caribe, está viviendo una expansión del virus de este virus. Esta enfermedad causa fiebre y dolores severos en las articulaciones. Entre los síntomas también están los dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, fatiga y sarpullidos.

«La enfermedad es transmitida por los mismos mosquitos involucrados en la transmisión del dengue, y también comparte algunos signos clínicos con el dengue», expone el mismo organismo médico.

 

¿Cómo prevenir estas enfermedades?

El doctor Sabino Puente señala que las enfermedades vectoriales son más frecuentes en el trópico y subtrópico. Por ello, quienes viajen a estas regiones deben evitar las picaduras de de mosquitos mediante el uso de repelentes, mosquiteras y ropas de colores claros y mangas largas.

Además, el especialista afirma que el cambio climático puede propiciar la expansión de las enfermedades vectoriales al facilitar las lluvias y la proliferación insectos contaminadores, razón por la cual es importante tener los cuidados pertinentes durante esta época del año. 

«También pueden ser útiles las fumigaciones. Pero es difícil que estas medidas sean efectivas en lugares donde se producen lluvias torrenciales», concluye.

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente