La menopausia: más allá de los calores

Los bochornos son una de las molestias más comunes del climaterio. Indica al médico la intensidad y frecuencia, pero sobre todo, ten en cuenta que se trata de un mal pasajero.
La menopausia: más allá de los calores

Según los especialistas, entre un 70 y un 80 % de las mujeres que llegan a la menopausia sufre de oleadas de calor intermitentes durante el día. Este tipo de sofoco se experimenta principalmente en la parte superior (pecho, cabeza y espalda) generando una sensaci6n de incomodidad. Algunas mujeres perciben este síntoma de forma leve, un par de veces al día. Otras llegan a tener más de diez episodios de calor, afectando de manera sustancial su calidad de vida.

Estos malestares, que están relacionados con la ausencia de estrógenos y la culminación de la vida del aparato reproductivo femenino, cambian de mujer a mujer. Con frecuencia se presentan sudoraciones, palpitaciones y ansiedad, causando estr6s y malestar general.

- Oleadas de calor: es la incomodidad principal de la menopausia. Algunas mujeres manifiestan aguantarlos.

- Sudoraciones nocturnas: golpes de calor súbitos durante la noche que impiden el sueño.

 

Tratamiento

Cuando la mujer comienza a experimentar síntomas de sofoco causando un malestar que resulta inmanejable, es recomendable visitar al médico. El especialista es la persona encargada de prescribir el tratamiento adecuado para cada mujer y cada caso específico de síntomas.

En general, la ginecología moderna ha establecido que el tratamiento de reemplazo con hormonas ayuda a aliviar las molestias relacionadas con los calores de la menopausia.

Otros tratamientos incluyen esteroides sintéticos y terapias alternativas con estrógenos de origen vegetal (fitoestrógenos) que han demostrado cierta mejoría a las molestias.

 

Recomendaciones

-En los casos severos debe prescribirse un tratamiento a base de estrógenos. Pueden ser naturales o de origen vegetal.

-Los síntomas pueden disminuir a través de hábitos saludables. El ejercicio, acompañado de una alimentación rica en fibra, vegetales y frutas, es beneficioso para esta etapa.

-Evitar todo tipo de excesos.

-Dedicar un tiempo prudente al descanso.

-Las mujeres, independientemente de su tienen síntomas o no, deben practicarse la citología anual y el autoexamen de seno. El ginecólogo de confianza es quien determina qué tipo de tratamiento debe prescribir para sobrellevar las incomodidades ligadas a la menopausia.

 

Lo que más preocupa a las mujeres

William Botero, ginecobstetra especialista en endocrinologia reproductiva y epidemiología de la Universidad de Antioquia, con 25 años de experiencia en docencia; explica que la calidad de vida durante esta etapa también está relacionada con aspectos sicológicos, afectivos y mentales de cada mujer. «Depende mucho de fa visión que cada una tenga de sí misma y de la valoración que tiene de sus ciclos menstruales». Dice que para algunas mujeres resulta un alivio que la menstruación desaparezca, mientras que para otras puede representar algo traumático.

 

¿Cómo puedo saber si necesito tratamiento médico?

Depende de la intensidad de los calores. En los casos en que la menopausia ocurre por causa quirúrgica o precoz, es necesario iniciar terapia de reemplazo hormonal. En los demás casos, hay que evaluar la severidad. En algunas mujeres resultan eficaces tratamientos con fitoestrógenos. «Todas las mujeres que deciden tomar hormonas deben estar informadas acerca de los riesgos de cáncer de seno y accidentes cerebrovasculares».

 

¿Cuánto duran estos calores?

La mujer debe saber que es un proceso transitorio. Estas incomodidades se instauran de dos a cinco años como máximo.

 

¿Hay algún cambio en los genitales?

Hay atrofia de los genitales. Vagina, Otero, clítoris, labios vaginales. Es posible que haya cambios en el tono de la vagina por la falta de hormonas.

 

¿Hay cambios en las relaciones sexuales?

Es posible que se presenten molestias debido a la resequedad vaginal. Un lubricante a base de agua suele ayudar a mejorar este aspecto. En la mayoría de casos, la sexualidad no se ve afectada significativamente. La intensidad sexual no tiene por qué decaer, al contrario. Sin embargo, es algo que depende de la relación de pareja, de la propia autoestima y de la importancia de compartir con el otro. Es importante alimentar y fortalecer el contacto, el afecto y la confianza en el otro.

 

¿Hay algún cambio en los senos?

La ausencia de estrógenos se ve reflejada en una pérdida de tejido y glándulas mamarias. Es posible que disminuyan su tamaño y su firmeza. También se puede presentar sensibilidad en los pezones.

 

¿Qué cambios hay en el flujo vaginal?

Luego de la menopausia, puede aparecer un flujo espeso que se debe a la atrofia de la vagina por la falta de estrógenos. Si hay olores desagradables o sangre, la mujer debe consultar al médico para descartar infecciones o una dolencia más seria.

 

Foto: Archivo CROMOS.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Trece instrucciones para volar en parapente

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?