Papaya, fuente de la eterna juventud
7 Mar 2021 - 1:40 a. m.

Papaya, fuente de la eterna juventud

La papaya siempre ha sido considerada una gran fruta por su alto contenido en vitaminas A, B y C y por sus propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales. Pero sus semillas , que solemos desechar, también tienen grandes beneficios para la vitalidad de la piel. Es una especie de secreto para la eterna juventud.

Estudios recientes han demostrado que las semillas de la papaya aportan múltiples beneficios a la piel. De un parte, ayudan a eliminar la piel muerta gracias a su alto contenido en vitamina A. La mejor manera de sacarles provecho es hacer una mascarilla. Licua las semillas y agrega unas gotas de limón a la mezcla. Déjala actuar por 15 minutos y retira con agua tibia.

Las semillas también equilibran el contenido de agua en el rostro, lo que te dará una textura suave y flexible. Lo único que necesitas hacer es tomar un puñado de semillas de papaya y frotarlas sobre el rostro en forma ascendente. Hazlo como rutina diaria, al finalizar la jornada.

Para retrasar los signos de la edad, también se recomienda el uso de las semillas de papaya. Mézclalas con un poco de harina de garbanzos y miel. Esto con el objetivo de hacer unas pasta que te deberás aplicar sobre la piel limpia y retirar con agua fría tras dejarla actuar por 10 o 15 minutos.

Te puede interesar: Cómo acabar con los problemas de sueño derivados de la fatiga pandémica

Son además una excelente herramienta para combatir el acné. Muele algunas semillas y ponlas sobre la zona afectada. Con ello, lograrás que se sequen los granitos y finalmente, si quieres darle a un brillo natural a tu piel haz una mascarilla casera. Solo necesitas una cucharada de papaya madura, dos cucharadas de semillas de papaya, una cucharada de aceite de coco y una cucharada de miel. Licua la mezcla hasta que quede uniforme.

Limpia la piel del rostro, cuello y escote y aplica la mezcla licuada, déjala reposar por 15 minutos y después enjuaga con agua tibia. Seca con una toalla suave y sella poniendo una capa de aceite de coco en las mismas zonas hasta que se absorba por completo. Es normal si te da una sensación de hormigueo al ponerlo pero si te resulta muy molesto retira inmediatamente.

También puedes leer: Trucos para acelerar el crecimiento de tu pelo

Comparte: