Siete datos que quizá no conocías sobre los labios
5 Jan 2018 - 9:08 p. m.

Siete datos que quizá no conocías sobre los labios

¿Sabías que son 100 veces más sensibles que las puntas de los dedos? Descubre más datos sobre esta provocativa parte del cuerpo.

Redacción Cromos

 

Los labios vienen en una variedad de formas y tamaños. Algunos son grandes, otros pequeños y otros son perfectamente carnosos. Algunos son perfectos para besar y otros, desafortunadamente, no tanto. Laura Chacón-Garbato, directora de capacitación de productos de nutrición externa de Herbalife, nos compartió algunos de sus datos favoritos sobre los labios y sus mejores consejos para cuidarlos.

 

1. Comencemos con los besos

 

Los labios tienen más de un millón de terminaciones nerviosas, lo que los convierte en una de las partes más sensibles del cuerpo. De hecho, son 100 veces más sensibles que las puntas de los dedos. ¡Es por esto que los besos son tan divertidos!

 

2. La belleza del Arco de Cupido

 

Las dos curvas del labio superior, los dos puntos más elevados cerca de la nariz, son tiernamente conocidos como ‘Arco de Cupido’ por su semejanza con este- Cupido, como la mayoría lo sabe, es el dios del amor, del cariño y la atracción. Cuando se trata de labios, este ‘Arco’ resulta muy atractivo. Después de todo, ¿quién no quiere ser el blanco para una de las flechas de Cupido?

 

3. El rojo y el rosado son los colores del amor

 

El tono de los labios saludables se mantiene entre un rojo o rosado. La piel de los labios es increíblemente fina y solo tiene de tres a seis capas de células, mientras que el resto del cuerpo contiene 16 capas. Por eso, podemos apreciar los vasos capilares o sanguíneos en el interior, lo que despide los tonos rojos y rosados. Desde luego, entre más clara es la piel, más pronunciado será el color. Existen estudios que sugieren que, entre más rojos, más atractivos son los labios. ¿Será por esto que la industria del lápiz labial es tan rentable?

 

4. Los labios nunca sudan y están libres de espinillas

 

Los labios no contienen glándulas sudoríparas ni glándulas sebáceas, así que no transpiran ni producen granos. Su única desventaja es que los labios no tienen aceites de protección y es más fácil que se vuelvan resecos, escamosos, agrietados o irritados.

 

5. Los labios necesitan protector solar

 

Los labios son increíblemente susceptibles al daño solar. De hecho, están más expuestos a este que cualquier otra parte del cuerpo. Los labios necesitan una protección diaria contra UVA/UVB, así como el resto de la piel. Usualmente son un área común donde ocurre el cáncer de piel. Así que, a aplicar una y otra vez protección durante el día.

 

6. ¿Delgados o carnosos?

 

Con la edad, los labios se vuelven más finos. Si no lo crees, solo mira una foto de cuando estabas mucho más joven. El envejecimiento disminuye la producción de colágeno y este es el que la forma y carnosidad a los labios. Por suerte, existen productos que les dan volumen, para aquellos que deseen impactar un poco más con ellos.

 

7. Y mi dato favorito y divertido sobre los labios…

 

Los labios son completamente únicos para cada persona. Así como las huellas digitales, no existen dos impresiones de labios exactamente idénticas. Genial, ¿no te parece?

 

 

Estos son algunos consejos para mantener los labios lo más apetecibles que sea posible:

 

• Siempre protege los labios con un protector labial y bloqueador solar. Esto ayudará a mantenerlos suaves y tersos.

 

• Exfóliate los labios para mantenerlos luciendo más joven. Algunas personas se cepillan los labios con un cepillo de dientes. Yo preparo mi propio exfoliante con un poquito de miel y un poco de azúcar. No solo ayuda a remover las células muertas, sino que también sabe delicioso. Y la miel también es un hidratador natural para la piel.

 

• Bebe suficiente agua para mantener los labios hidratados. Si sientes los labios resecos, resiste la necesidad de lamerlos. Esto solo crea un ciclo vicioso que empeora la condición.

 

• El aceite de coco es grandioso para hidratar los labios de forma natural. Lógralo con solo untarte un poco en estos, antes de dormir.

 

 

Foto: iStock.

 

Comparte: