Publicidad
Redacción Cromos / 25 Jan 2022 - 8:30 p. m.

“Somos adictos a las relaciones tóxicas”: Cami Zuluaga sobre su depresión

Nadie está libre de padecer una enfermedad mental. La creadora de Metro y un medio enfrentó una crisis con la que había convivido toda su vida, sin darse cuenta.
Una guía para despertar el amor propio
Foto: Cortesía
Acaba de lanzar su libro Aprender a amarme.
Acaba de lanzar su libro Aprender a amarme.
Foto: Cortesía

A pesar de lo difícil que se tornó el proceso para descubrir su problema, rehabilitarse y sanarse, hoy es un ejemplo de que se puede salir adelante después de atravesar una situación difícil. Con el fin de llegar a un público más amplio y ayudar a otros que pudieran estar viviendo algo similar, la “influencer” comparte su libro Aprender a amar(me), en el que nos narra su experiencia, brinda consejos y plantea actividades para mejorar la relación que tenemos con nosotros mismos.

Lee también: ¿Estudiar en Australia, maestría en Europa? Tips para formarse en el exterior

Te invitamos a conocer más de nuestro contenido en el home

Pregunta: la codependencia emocional es un concepto con el que no estamos muy familiarizados la mayoría de las personas. Aunque en tu libro mencionas muy bien en qué consiste esta condición, ¿podrías decirnos de qué se trata para que los lectores se hagan una idea aproximada de eso que te llevó a escribir?

Respuesta: la codependencia es una adicción, los codependientes somos adictos a las relaciones tóxicas, a cuidar de otros y a querer resolver la vida de los demás, pero nunca a enfocarnos en la nuestra. Cuando vives en función de otros y no de ti mismo, tu autoestima se va al piso, te sientes mal con todo y no eres feliz, esto me llevo a sufrir una gran depresión que cuento más a detalle en el libro.

¿En qué momento decides que tu deseo de ayudar a otros, contando tu experiencia, es mayor que tu miedo a sentirte vulnerable por hablar de lo que te sucedió?

El día que estando internada en un centro psiquiátrico me encontré con una seguidora que también estaba internada. Cuando me vio empezó a llorar, no podía creer que alguien “como yo” podía estar pasando lo mismo que ella. Ahí me di cuenta de que las personas creen que los influenciadores no somos personas con sentimientos, pues tendemos a enfocar solo lo bonito de la vida, en ese momento supe que debía ser más real para ayudar a muchas personas.

¿Qué parte de la obra te costó escribir?

El capítulo de mi despertar fue muy difícil, pues me quité la máscara y conté muchas cosas que nadie sabía, ni siquiera mi familia. Sentirme vulnerable y casi desnuda fue muy difícil, pero sé que fue por un bien mayor.

¿De qué manera crees que el hecho de comenzar a derribar el mito de que los “influencers” tienen vidas perfectas, puede ayudar a las personas que los ven?

Las personas que no son “influencers” no saben que uno puede editar literalmente todo, piensan que esa es la vida real y se crea una falsa expectativa que solo les causa ansiedad y desmotivación. El comienzo de Instagram abrió una oportunidad para mostrar tu vida editada y solo las partes felices y emocionantes, pero esa no es la vida real y es positivo que ahora muchos se den cuenta de eso y quieran romper ese estereotipo, primero para vivir más tranquilos sin la necesidad de buscar la perfección y segundo porque estamos ayudando a nuestra generación a recordar que lo realmente importante es lo que se vive fuera de las pantallas.

Y, continuando con lo de los influenciadores, de vez en cuando aparecen por ahí algunos hablando a la ligera de la salud mental, con el fin de ganar más visibilidad. ¿Qué les dirías a estos personajes y qué les recomendarías a las personas, en general, para evitar caer en sus farsas mediáticas y en la desinformación que promueven con las mismas?

Es una decisión muy personal y una responsabilidad que cada uno debe tomar, personalmente decidí hablar de todo lo que me pasaba cuando ya me encontraba bien y cuando tenía un mensaje positivo y de ánimo para dar; sé que mi mensaje llega a muchas personas y entiendo la responsabilidad que esto conlleva. Las personas no son ingenuas y saben identificar a alguien que habla del corazón y cuando alguien lo hace con otra intención

En el libro hablas de lo relativamente fácil que pudiste acceder a un tratamiento psicológico y psiquiátrico oportuno. ¿Cómo crees que se está tratando el tema en el país y qué consideras que nos hace falta para mejorar en este aspecto?

Considero que nos falta darle más importancia a la salud mental en Colombia, sé que algunas EPS cubren el tratamiento psiquiátrico y psicológico en sus planes, pero no son todas. Acceder a un tratamiento puede costar hasta más de 400.000 mil pesos (eso me cuesta mi psiquiatra que me atiende particular) y sería de gran ayuda para todos que el gobierno pudiera subsidiar de alguna manera a estos profesionales. Estamos en el camino correcto, estamos educando sobre el tema y haciéndole ver a las personas lo importante de esto, tengo fe en mi país y en mi generación y espero logremos hacer algo con eso.

Te puede interesar: Viagra: la importancia de saber consumir al enemigo de la disfunción

Por otra parte, el lenguaje que empleas y la claridad con la que expones tus ideas, hacen que puedas llegar a casi cualquier lector. Empero, dada la magnitud de los temas que tratas allí, ¿desde qué edad recomiendas su lectura?

Mi público tiene 16 años en adelante, no me cierro a contar cosas para un público mayor, igual las herramientas son fáciles de digerir para todo tipo de público.

En tu libro propones diversas actividades para ayudar a tus seguidores en el camino a aprender a “amar(se)”, los invitas a etiquetarte en las publicaciones que hagan relacionadas a ellas, y a usar el hashtag “#AprenderAAmarme”. ¿Cómo ha sido la respuesta que has recibido a esta propuesta?

Ha sido hermosa y me siento muy bendecida de contar con una comunidad tan especial, en febrero 2022 haremos el reto de 31 días juntos, así que todos son bienvenidos en mi Instagram @camizuluaga para hacer el reto juntos.

¿Qué te han dicho al respecto los profesionales de la salud?

Para mí es honor un recibir buenos comentarios, pues su trabajo no lo tomo a la ligera y reitero muchas veces en el libro que hablo desde mi experiencia y que siempre deberían buscar una ayuda profesional. Hace unos días recibí un mensaje de una psicóloga, en el que me contó que leyó mi libro y que lo va a recomendar en sus terapias, pues mi testimonio es muy enriquecedor para el proceso de otros.

Por último, cuéntanos hasta ahora qué es lo más gratificante que te ha dicho alguien al leer tu libro y qué más te gustaría que pasara ahora con él.

Ufff esto ha sido impresionante, la cantidad de mensajes y testimonios que he recibido, creo que el que más se repite es uno en que las personas me agradecen por abrirles los ojos, que mi libro fue ese empujón que necesitaban para buscar ayudar y vivir en plenitud. Para mí todo lo que viví después de leer esos mensajes valió toda la pena.

Autora de la entrevista: Laura Aguirre (IG: @LoDiceSherlock).

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.