¿Sufres de endometriosis? Conoce síntomas y tratamiento

Noticias destacadas de Estilo de vida

No existen medidas preventivas y concretas que puedan evitar el desarrollo de la endometriosis, pero existen tratamientos que pueden ayudar a evitar o a retardar la endometriosis.

La endometriosis es una enfermedad benigna que se caracteriza por la presencia y crecimiento de tejido endometrial por fuera de la cavidad uterina, cuenta Francis Abril, ginecoobstetra de la Universidad Nacional de Colombia y médica de la Clínica Cafam.

“Normalmente se produce cuando pequeñas partes del tejido que recubren el útero (endometrio) crecen en otros órganos pélvicos, como en los ovarios o las trompas de Falopio”, dijo Abril a la revista Cromos.

Te puede interesar leer: ¿Cuáles son los síntomas del ovario poliquístico? Todo lo que debes saber

¿Cuáles son los síntomas y las causas de esta?

Los síntomas principales de la endometriosis son: dismenorrea (dolor pélvico menstrual). Dispareunia (dolor en la pelvis durante o posterior al acto sexual) y dolor pélvico crónico.

Existen algunos síntomas urinarios y digestivos que pueden estar asociados a la endometriosis y se acentúa en el periodo menstrual de forma cíclica. En algunos casos puede presentar disquecia (dolor en acto de defecar), hematoquecia (sangrado al defecar) o diarrea menstrual (aumento del número de deposiciones durante la menstruación).

- ¿Cuáles son los factores de riesgo?

-Edad fértil

-Raza blanca

-Antecedentes de infertilidad

-Antecedentes familiares en primer grado con riesgo de recurrencia de un 5 a 7% de endometriosis severa.

-¿Puede aparecer cáncer?

El endometrio ectópico tiene la capacidad de crecer, infiltrarse e incluso diseminarse igual que el tejido maligno, sin embargo, es inusual menos del 1% que se presenten cambios histológicos de malignidad.

Te puede interesar leer: Depilación íntima femenina: recomendaciones a tener en cuenta

-¿Puede existir una esterilidad para la mujer?

La endometriosis se presenta en 6 a 15% de las mujeres en edad reproductiva y la asociación de infertilidad y endometriosis es de un 35 a 50%.

Si se detecta a tiempo ¿Qué se debe hacer?

Al presentar alguno de los síntomas es fundamental consultar a su ginecólogo a tiempo para que realice el diagnóstico y manejo adecuado.

Es importante una comunicación adecuada con la paciente para que comprenda la complejidad de la patología. Entendiendo esto, el manejo integral de la endometriosis es crucial al ser una enfermedad crónica y progresiva, la adhesión al tratamiento sostenida en el tiempo puede ayudar a obtener mejores resultados terapéuticos.

-¿Cuál es el tratamiento?

Las decisiones terapéuticas dependerán de la edad de la paciente, extensión de la enfermedad y severidad de los síntomas y, si hay compromiso de la función urinaria o digestiva.

Al encarar un tratamiento se deben tener claros los objetivos a lograr en cada paciente tales como aliviar el dolor, mantener o restablecer la fertilidad, reducir las lesiones endometriósicas en cualquiera de sus localizaciones, evitar o postergar las recurrencia. El objetivo final es mejorar la calidad de vida de las pacientes que padecen este tipo de enfermedad.

En las pacientes con dolor pélvico crónico de causa conocida, se realizará el tratamiento específico según su patología. En los casos de causa no conocida, luego de excluir causas específicas u oncológicas se recurrirá a analgesia con antiinflamatorios no esteroides.

Te puede interesar leer: Endometriosis: abrazar el dolor

Si no hay mejoría, ante el dolor de tipo cíclico, se recurrirá al tratamiento hormonal, con anticonceptivos, progestágenos, SIU con Levonorgestrel, agonistas de GNRH

La cirugía es el “Gold Standart” en el tratamiento efectivo para casi todos los síntomas y localizaciones de endometriosis. Sin embargo, hay que tener en cuenta que: “La endometriosis debe verse como una enfermedad crónica que requiere un plan de manejo de por vida con el objetivo de maximizar el tratamiento médico y evitar procedimientos quirúrgicos repetidos”. Por ello, las decisiones de tratamiento deben ser individualizadas.

Se recomienda reservar el tratamiento quirúrgico para los casos de fracaso del manejo farmacológico, endometriomas mayores a 5 cm, y cuando hay compromiso intestinal o urinario de manera profunda.

Comparte en redes: