Perfil Cromos

Tatiana Arias, la mujer que da amor incondicional a los demás

Noticias destacadas de Estilo de vida

Tatiana Arias es psicóloga, humanista y primera líder de amor en Colombia. Ella quiere inspirar a las personas a practicar la magia del servicio incondicional y amoroso a los demás.

“Para mí era normal llegar del colegio y ver a mi mamá que había traído gente de la calle para bañarlos o llevarlos a la peluquería”, comentó Tatiana Arias, directora de la Fundación Amor y Sonrisas, la cual ayuda desinteresadamente a personas en condición de vulnerabilidad en el país.

Te puede interesar leer: Kamala Harris es protagonista en la nueva edición de Revista Cromos

Arias que es capacitadora en formación como coach transformacional y escritora, presentó recientemente su libro: “El amor un súper poder” el cual fue creado con la intención clara de inspirar a las personas a practicar la magia del servicio incondicional y amoroso a los demás.

¿Cómo iniciaste en esta labor social y altruista?

Mi mamá traía a la casa a personas de la calle, los bañaba, los llevaba a la peluquería, les enseñaba a leer a hijos de trabajadoras de frutas de la calle, pero hace 14 años cuando mi abuela muere de cáncer es que empiezo mi labor humanitaria, mi forma de hacer mi duelo fue ir a fundaciones de niños con cáncer, ahí inició todo y me enamoré totalmente de esto.

Te puede interesar leer: En Colombia cada año 1.300 niños son diagnosticados con algún tipo de cáncer

Al comienzo mi enfoque fueron niños con cáncer, Clown hospitalario, después le cumplimos el sueño de conocer el mar de San Andrés a niños que salieran de hospitalización, hacer brigadas de salud oral en cabildos indígenas, en el Amazonas, en zonas rurales, enseñar valores con canciones, pinturas. Ahora ayudo a construir algunas casas que se han caído por la fuerte marea a orillas del mar de Buenaventura.

¿Cuál es el propósito de tu libro “El amor un súper poder”?

El propósito del libro es sembrar en los corazones del lector ganas de tener actos de bondad, después de saber todos los benéficos qué hay en nuestra vida, por ejemplo desde la medicina, cuando estamos en emociones de amor, bondad, gratitud, nuestro cerebro libera endorfinas que le hacen bien a nuestra salud, desde la metafísica estas emociones son medibles en Hz y son más más altas, por eso es que nos empiezan a pasar cosas maravillosas en la vida, pues prácticamente te conviertes un sol de buena vibra, muchas razones más para implementar en nuestra vida actos bondadosos.

¿Cuéntanos sobre tu fundación Amor y Sonrisas, cómo inició todo?

Bueno yo empecé haciendo voluntariado, todas las actividades las colocaba en mis redes sociales algunas personas empezaron a contagiarse a unirse a las actividades, cuando ya tenía un buen equipo ahí se funda ‘Amor y Sonrisas’ donde hemos ayudado a miles de niños de escasos recursos y de diferentes patologías, creciendo cada vez y logrando reconocimientos importantes, en el 2015 ganamos los premio portafolio categoría especial, es bonito recibir estos reconocimientos que nos motiva a seguir.

Estamos ayudando en el Valle en el Amazonas, atendiendo no solo niños de la selva si no en la frontera de Brasil. Sin embargo, los fondos para estas actividades los conseguimos haciendo rifas, bingos y cumplir nuestra misión de amor.

Cinco herramientas para emprendedores

¿Cómo poder dar amor a los demás?

Para mí, la labor social es excelente espacio para fortalecer nuestro ser desde la empatía, el amor, la aceptación, el respeto, y podemos ayudar a otros en el día a día sin necesidad de alguna actividad organizada, desde nuestra casa, nuestra familia, trabajo, hacer el día amable a otros desde el saludo, la sonrisa, cositas simples pero que dan amor. En algunas ocasiones lo difícil podría ser el llegar a la meta de donaciones para alguna actividades.

¿Cómo superar el miedo o la pena de ayudar al que lo necesita?

A veces lo que nos separa de tener actos de bondad son creencias, algunas que he escuchado en este caminar son, “eso es para ricos”, “la gente es desagradecida”, “la gente paga mal al que bien le sirve”, “yo no tengo tiempo”.

Entonces, primero hay que reconocer que creencia te está limitando y alejando de todas las bondades que hay al servir, porque hasta para servir hay que aprender, no guardarnos el amor que tenemos, el mundo nos pide a gritos amor entonces compartámoslo un poquito.

¿En estos tiempos de pandemia donde mucha gente necesita de nuestra ayuda, cómo podemos empezar?

Empezar por nuestra familia, siempre digo no seas oscuridad en la casa y luz en la calle. Empezar por amar nuestros seres queridos abrazarlos más seguido, sonreír, hasta en la forma como saludamos cuando salimos de la casa, vestirnos de ese amor, es que no necesariamente se ayuda con cosas materiales, una palabra de aliento, alguna amiga que la está pasando mal, una buena propina a la que te atendió bien. Con actos pequeños vamos haciendo la vida bonita a otros y por consecuencia la nuestra.

Comparte en redes: