Mascarillas caseras para el rostro ¿buenas o malas?

Noticias destacadas de Estilo de vida

Una de las mejores formas de cuidar la piel de nuestro rostro es a través de las mascarillas caseras que nos permite mejorar las capas superficiales y profundas de nuestro rostro. Sin embargo, ¿sabes si son buenas o malas para tu tipo de piel?

La dermatóloga María Bernarda Durango en entrevista con la revista Cromos, explica que las mascarillas faciales deben ser únicamente con productos dermo-cosméticos. “Aplicar frutas como los cítricos directamente en el rostro puede desencadenar irritación, alergia e hiperpigmentación cuando se asocia a la exposición solar desencadenando en una posible dermatitis que puede ser de difícil manejo”.

¿Qué tipo de mascarillas podemos hacer en casa y son aptas para nuestra piel?

Lo ideal sería utilizar mascarillas dermo-cosméticas faciales para el cuidado de nuestra piel, sin embargo, si decidimos hacer mascarillas caseras debemos limitarnos al uso de productos neutros que aunque sean comestibles, tengan un menor riesgo de desencadenar un proceso alérgico o inflamatorio en la piel de la cara, como lo son la miel, el aloe vera, la avena, el pepino, aceite de oliva o coco.

Te puede interesar leer: Mascarillas caseras para limpiar y exfoliar tu rostro

¿Por qué es bueno asesorarse antes de aplicar este tipo de mascarillas en el rostro?

No se recomienda realizar ningún tipo de mascarilla facial casera con productos comestibles si no se ha consultado previamente al especialista en dermatología y sin la supervisión necesaria ya que algunos de los ingredientes de cocina pueden desencadenar efectos adversos en la piel, desencadenando procesos alérgicos, irritativos y de sensibilidad, empeorando la calidad de la piel y predisponiendo a ciertas patologías dermatológicas.

¿Qué mascarilla casera recomienda usted para cada tipo de piel y cuál sería su preparación?

Lo más importante es determinar el tipo de piel de cada persona para garantizar que los productos o alimentos que escojamos sean los adecuados, respetando el pH y las características de la piel.

Antes de aplicar cualquier mascarilla sea dermo cosmética o casera debemos realizar una adecuada limpieza de la piel con soluciones micelares dermatológicas que retiren impurezas, restos de contaminación ambiental o restos de productos tópicos.

Para la piel seca y/o sensible lo ideal es una mascarilla facial con avena en hojuelas y miel. La avena en hojuelas nos permite preparar la piel, realizando una exfoliación superficial de la misma, y junto a la miel de abejas que es rica en antioxidantes (vitamina A, C y E) y tiene propiedades calmantes, antinflamatorias y antisépticas puede ser utilizada en pieles sensibles.

Te puede interesar leer: Cinco consejos para tener una piel de infarto

Para realizar la mascarilla que cubra toda la cara, el cuello y v del escote se debe mezclar cantidad suficiente de ambos productos, aproximadamente 7 cucharadas de avena en hojuelas y 7 cucharadas de miel de abejas obteniendo una pasta sólida que se puede ir aplicando, dando suaves masajes sobre la piel realizando la exfoliación a medida que se aplica y se va dejando pegado sobre la piel. Se debe dejar actuar por 10 minutos máximo y retirar con agua.

Para la piel grasa y/o con tendencia a acné lo ideal es una mascarilla refrescante a base de pepino y aloe vera que no sea comedogénica o grasosa. El pepino tiene propiedades hidratantes al estar compuesto en un 70% de agua, propiedades desinflamantes y astringentes que ayudan a controlar y reducir el exceso de sebo en la piel.

Para la preparación de esta mascarilla se debe licuar un pepino (sin semilla) con unos cuantos cristales de sábila/aloe vera y poca cantidad de agua obteniendo una pasta con textura ligera que se puede aplicar en la cara con ayuda de una espátula o pincel, se puede dejar actuar durante 15 minutos y retirar con abundante agua.

¿Pueden existir algunos efectos secundarios por la aplicación de mascarillas caseras?

Claro que sí. Cada vez que aplicamos cualquier producto tópico en la piel estamos expuestos al riesgo de desencadenar efectos adversos o secundarios en dicha zona como lo es una condición dermatológica conocida como dermatitis irritativa facial por lo cual es muy importante que antes de aplicar cualquier producto la persona cuente con la aprobación de una especialista en el tema quien lo podrá orientar en los productos adecuados para su tipo de piel.

¿Qué consejos recomienda para la limpieza facial de piel seca, mixta y grasa?

Para piel seca o madura se recomienda el uso de soluciones micelares que contengan ácido hialurónico y evitar el uso de jabones en cara.

Te puede interesar leer: Mascarillas para recuperar el brillo de tu pelo

Para pieles mixtas y/o sensibles se recomienda el uso de limpiadores libres de jabón tipo syndet o leches limpiadoras para desmaquillar y limpiar que suavicen y calmen la piel.

Finalmente, para pieles grasas se debe evitar el uso de desmaquillantes o aguas micelares comerciales que contengan gran cantidad de aceites o sustancias grasas, se recomienda el uso de limpiadores libres de jabón tipo syndet que contengan ácido salicílico. La limpieza facial se debe realizar en la mañana y en la noche.

Comparte en redes: