Una gran barba implica una gran responsabilidad

Cuando los hombres eligen dejarse la barba, a veces no se dan cuenta de la trascendencia de su determinación. Es tan importante como el peinado o la vestimenta, por eso requiere cuidado y buena higiene.

Foto: Daniel Álvarez

Decidir tener barba no se trata de dejarla crecer y listo. Para que se vea bien, debe estar sana, limpia, nutrida e hidratada. Además, hay que acordarse de la piel que recubre, ya que es una zona sensible que, con el pelo, se vuelve más delicada y requiere mayor atención. Por esta razón, hablamos con Bryan Bejarano (@bry_barber_), de Arcaicos Barbería, para que nos revelara todos sus secretos.

1. Lavado: El primer paso para tener una buena barba es lavarla de forma periódica. Lo recomendable es hacerlo dos veces al día, debido a la gran cantidad de bacterias y a la contaminación a la que está expuesta. El lavado es sencillo, no toma mucho tiempo y mejora muchísimo su aspecto. El jabón que se utiliza debe estar destinado a ese propósito,
específicamente, ya que no solo hay que cuidar el pelo sino también la piel del rostro.

2. Hidratación y brillo: Este pelo es mucho más grueso y poroso que el del resto del cuerpo, por ello tiende a resecarse mucho más rápido. Para evitar que estoy ocurra, se deben usar aceites o bálsamos especialmente diseñados para hidratar el pelo y la piel. Normalmente están fabricados con aceites esenciales naturales, que le dan un acabado brillante. Por otro lado, ubican cada pelo donde corresponde.

3. Secado: El exceso de humedad y de agua estropean la cutícula del vello y, a su vez, el folículo piloso. Para 
eliminar la humedad después de haberla lavado, puede usar una toalla (que ojalá solo use para este propósito). También puede pasarle un secador a temperatura media. Para evitar que la piel del rostro enrojezca, es  importante elegir un tónico adecuado para cada tipo de piel. La piedra de alumbre es una buena opción natural.

4.Cepillado: Cepillar la barba todos los días ayudará a mantenerla ordenada. Para ello, lo mejor es usar un cepillo específico con cerdas naturales. Este instrumento también ayudará a que el aceite se distribuya de manera uniforme y a que la barba tenga forma. Además, permitirá que el vello facial crezca en una dirección uniforme y controlará la grasa natural.

5. Elección de estilo: Para los que son nuevos en esto, es importante conocer los estilos existentes. Para ello,  vale la pena acudir a un experto que les indicará cuál es el más indicado para ustedes. Según la forma de la cara y el tipo de pelo será posible definir el corte, la altura, etc. El barbero podrá recomendarles la barba que mejor
se adecuará a su fisionomía.

 

 

Temas relacionados

 

últimas noticias