Una promesa en el mes del corazón: aprender a cuidarse para tener una vida mejor

El asesino número uno del mundo es la enfermedad del corazón, por eso la Fundación Colombiana del Corazón y la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular se han unido en una gran iniciativa para invitar a las personas a hacer una promesa para tomar pequeñas acciones cotidianas para cuidar el corazón.

Foto: cortesía

En el marco del mes y día mundial del corazón (29 de septiembre), llega Corazones Responsables una camapña para prevenir más muertes por la enfermedad del corazón. 17.5 millones de personas mueren al año por esta razón, una tercera parte de las muertes globales. Pero no tiene por qué ser así. Si se hacen pequeños cambios diarios, es posible reducir el riesgo de enfermarse del corazón.

Bajar un piso antes del ascensor para subir por las escaleras, caminar 30 minutos al día, pararse del escritorio cada hora y hacer 3 minutos de estiramientos, evitar las bebidas azucaradas, ponerle sal a la comida solo después de probarla, cinco minutos de silencio diario o fomentar los pensamientos positivos son algunas de las 50 posibilidades de una lista que ha creado la Fundación Colombiana del Corazón para empezar a marcar la diferencia durante este mes.

“Le estamos pidiendo a la gente hacer una promesa, de mi corazón, para el corazón, para todos nuestros corazones. Una promesa que el corazón agradezca porque es una muestra de que lo amas. Se trata de proponerte elevar tu calidad de vida con nuevos comportamientos y conductas que te permitirán cuidar mejor tu vida”, afirmó Juan Carlos Santacruz, Director Ejecutivo de la Fundación Colombiana del Corazón.

El Mes y el Día Mundial del Corazón es una campaña global, liderada por la Federación Mundial del Corazón, para lograr que en diversos escenarios se pueda tomar conciencia de la importancia del cuidado con sencillos cambios en la vida cotidiana para proteger la vida del corazón.

Haz tu promesa: Se trata de decirse a sí mismo, a los miembros de las familias y a las personas en el trabajo “lo que puedo hacer ahora mismo para cuidar mi corazón... y tu corazón”.

El Mes del Corazón es una oportunidad para hacer una promesa (estas son 50 posibilidades):

1.Voy a caminar más pasos al día.

2.Voy a bajarme un piso antes del ascensor para subir escaleras.

3.Voy a dejar el auto en el lugar más lejano del parqueadero para obligarme a caminar.

4.Voy a bajarme del transporte público 3 cuadras antes para caminar de llegada a la oficina, al colegio o a la U.

5.Voy a ofrecerme todos los días a caminar 30 minutos con la mascota del hogar.

6. Voy a pararme de mi escritorio cada hora y voy a hacer 3 minutos de estiramientos.

7. Voy a contestar el teléfono siempre de pie.

8. Voy a hacer al menos una reunión de trabajo de pie.

9. Voy a salir a caminar con mis hijos y les propondré actividades deportivas para el fin de semana.

10. Voy a buscar una actividad deportiva que me guste para disfrutar con amigos.

11. Voy a reducir a un máximo de 2 horas al día mi tiempo frente al TV.

12. Voy a comer más frutas y verduras todos los días.

13. Voy a disminuir los fritos a solo uno en la semana.

14. Voy a comer todos los días grasas buenas como pescado, aguacate o nueces.

15. Voy a ponerle sal a la comida solo después de probarla.

16. No le volveré a poner sal a las verduras.

17. Voy a bajar la sal en la preparación de mis comidas y la voy a cambiar por especias y condimentos.

18. Voy a aumentar la fibra diaria con más avena, frutas, verduras, fríjoles, lentejas, cebada y cereales.

19. Voy a aumentar el agua al menos a 5 vasos cada día.

20. Cuando vaya a un restaurante voy a pedir comida baja en sal.

21. Si voy a comer pediré asado, cocido o a la parrilla para evitar los fritos.

22. Voy a evitar las comidas rápidas y mejor llevaré almuerzo preparado en casa para la oficina.

23. No volveré a tomar jugos con azúcar.

24. Voy a evitar las bebidas gaseosas.

25. Voy a intentar descubrir que el café sabe a café y no a azúcar.

26. Voy a desayunar todos los días.

27. Intentaré comer porciones pequeñas más veces al día, al menos cada 3 horas.

28. Voy a rescatar el comedor de mi casa para que se convierta en un lugar de encuentro familiar.

29. Voy a mercar más productos naturales que procesados.

30. Voy a aprender a elegir cuando hago mercado, cuando ordeno en un restaurante, cuando selecciono la comida en una línea o cuando pido algo por teléfono.

31. Voy a comprar alimentos sin grasas, especialmente la leche y sus derivados.

32. Cuando coma carne le voy a quitar la grasa antes de comerla.

33. Voy a asegurarme de dormir de 7 a 8 horas todos los días.

34. Voy a dinamizar mis sentidos para disfrutar de la naturaleza observando, oyendo, tocando, sintiendo.

35. Voy a programar un parque lleno de verde todos los fines de semana para nutrir mi mente y mi cuerpo.

36. Voy a sembrar una mata y la cuidare.

37. Voy a fomentar en mí los pensamientos positivos.

38. Tendré en cuenta que nada ni nadie cambia, solo puedo hacerlo yo. Decidir tener pensamientos positivos sobre la gente y las situaciones.

39. Voy a mantenerme en el presente para tener siempre conciencia plena de lo que hago, siento, expreso y vivo.

40. Voy a mantener una mente curiosa para tener la disposición de descubrir algo nuevo todos los días.

41. Voy a hacer silencio todos los días y me voy a entrenar hasta sumar 5 minutos de silencio conmigo mismo.

42. Voy a predisponerme a escuchar a todos sin prevenciones y sin prejuicios.

43. Voy a programar vacaciones para descansar y no para cansarme más.

44. Voy a dejar de fumar.

45. Voy a dejar de afectar con mi humo a los demás.

46. Voy a impulsar que mi empresa se convierta en una Organización Saludable.

47. Voy a programar visitar al médico al menos una vez al año.

48. Voy a programar hacerme perfil lipídico (Colesterol y triglicéridos) cada año.

49. Voy a tomarme la presión arterial al menos 1 vez cada 6 meses.

50. Voy a ser ejemplo con mi estilo de vida para quienes me rodean.
 

Para más información: www.corazonesresponsables.org

 

últimas noticias

Tres antojos para diciembre

Vicky Dávila: creyente, dulce e implacable