Redacción Cromos - Herbalife / 30 Mar 2019 - 9:45 p. m.

Yoga aéreo, trapecio y más formas diferentes de ejercitarse

No hay mejor momento que ahora para emocionarte de nuevo respecto a tu condición física.
Yoga aéreo, trapecio y más formas diferentes de ejercitarse

Redacción Cromos - Herbalife

Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

Prueba estas actividades inusuales para recargar tus rutinas de ejercicio y hacer que quieras más. Nota: siempre es buena idea hablar primero con tu médico para que te autorice a comenzar estas actividades.

Ver: Siete ideas para incorporar ejercicios sencillos en el trabajo

1. Trapecio: es posible que no puedas volar por los aires con la mayor facilidad, al menos no la primera vez, pero si a tu espíritu aventurero le atrae alcanzar nuevas alturas, súbete al trapecio. No, no intentes esto en tu patio trasero, busca una escuela donde ofrezcan esta prácitca cerca de ti.

Un entrenamiento en trapecio puede aumentar la fuerza de la parte superior del cuerpo y poner a prueba tu flexibilidad y coordinación. Además, tu estado de ánimo y autoestima recibirán un buen impulso cuando conquistes ese “no puedo hacerlo” inicial y superes tus temores. Ahora estás lista para más.

2. Yoga aéreo: ya que estamos en las alturas, tenemos que mencionar este ejercicio. Las hamacas de circo te halan hacia arriba y hacia los lados para que quedes colgando mientras trabajas en posiciones de yoga y en la alineación de tu cuerpo. Y no, no se empieza a tres metros de altura; tal vez a unos pocos centímetros. En 2016, el Consejo Estadounidense para el Ejercicio (ACE, por sus siglas en inglés) completó un pequeño estudio acerca del yoga aéreo que descubrió que ofrecía beneficios similares a los del ejercicio aeróbico con intensidad baja o moderada. Después de un programa de seis semanas, los participantes experimentaron mejoras en el peso corporal, el porcentaje de grasa corporal y la presión arterial.

 

3. Trampolín: las instalaciones interiores para la práctica del trampolín son cada vez más numerosas, y algunos gimnasios, tanto tradicionales como pequeños, ofrecen clases pequeñas e individuales de trampolín para todas las edades. Estos ejercicios de bajo impacto fortalecen los glúteos, los tendones de la corva y los abdominales. Además, obtienes una fuerte dosis de entrenamiento de equilibrio con cada salto.

4. Baile: un estudio de 2016 en la publicación Journal of Sport and Health Science concluyó que una hora de baile cardio podría quemar como mínimo 400 calorías. Además de ser muy divertido, bailar también ayuda a la coordinación y es ideal para la tonificación general.

5. Ciclismo acuático: no hay estudios para ciclismo acuático en todas las ciudades, pero si estás visitando una ciudad importante como Los Ángeles o Nueva York – o si tienes tu propia piscina – considera la posibilidad de hacer ciclismo acuático o hidrospinning en una bicicleta especial. Es un ejercicio para todo el cuerpo que te hace quemar calorías, hasta 800 por hora, mientras que el agua brinda soporte a las articulaciones. También usarás grupos musculares que tal vez no ejercites tanto en una clase regular de spinning. Ahora la palabra “ejercicio” se oye mejor, ¿verdad? ¡A probar!

Ver: ¿Cuándo deben empezar los niños las clases de natación?

Temas relacionados

AeroyogaBienestar
Comparte: