Los dulces, la mayor adicción de Victoria Beckham

La envidiada mujer del atractivo David Beckham consume una buena dosis de calorías al día como recompensa por su duro trabajo.
Los dulces, la mayor adicción de Victoria Beckham

Cualquiera diría que una mujer con la figura de Victoria se mantiene dia y noche alejada de estos pecaditos, pero a pesar de haber lucido siempre una delgada figura que parece ser producto de un estricto régimen alimenticio, la diseñadora Victoria Beckham nunca ha renunciado al consumo de determinados caprichos gastronómicos, hasta el punto de que todos los días recibe en su casa una caja de deliciosas rosquillas dulces que comparte con sus cuatro hijos: Brooklyn, Romeo, Cruz y Harper; fruto de su feliz matrimonio con David Beckham.

«Los dulces siempre han sido la gran perdición de Victoria, y aunque con el paso del tiempo ha sido capaz de controlar lo que come con eficiencia, nunca deja pasar la oportunidad de comerse un donut por las mañanas. Sus empleados le traen a primera hora una caja enorme de rosquillas dulces que distribuye entre todos los miembros de su familia. Ella se lo toma como una recompensa por el trabajo duro que realiza todos los días», aseguró al diario Daily Star una fuente cercana a la ex Spice Girl.

«Sus hijos disfrutan mucho los dulces, como si fueran los últimos que comerán, porque la verdad es que siempre consiguen los más sabrosos de todo Londres, pero Victoria es capaz de mantener el control y limitarse a consumir una de estas piezas al día. Le encantaría poder tener una caja para ella sola, pero sabe que la imagen pública es muy importante para su trabajo», apuntó.

Por su parte, el futbolista David Beckham aprovechando el amor por los dulces de su mujer, ha intentado en repetidas ocasiones dar rienda suelta en la cocina a su amor por la repostería, pero los resultados no han sido los mejores.