Marc Anthony está envuelto en líos judiciales

El cantante habría ofrecido un préstamo a algunos de los socios de su empresa Club Create bajo una serie de condiciones fraudulentas y desleales.
Marc Anthony está envuelto en líos judiciales

La compañía Club Create se sostuvo hasta el año pasado como una de las aventuras empresariales más innovadores y lucrativas del cantante portorriqueño Marc Anthony, ya que junto al resto de propietarios de la empresa, entre los que se encuentra Corey Simmons, logró incrementar en cuestión de meses la facturación de su negocio al brindar a sus clientes todas las herramientas digitales necesarias para poner en marcha prometedores proyectos discográficos.

Sin embargo, el verano pasado el astro de la música sorprendió a todo su entorno al demandar a Corey Simmons ante un tribunal de Los Ángeles; una medida que el artista justificaba con el impago de un gran préstamo de más de un millón de dólares que en su momento le había dado para poder arrancar la ambiciosa iniciativa. Un año después de semejante conflicto judicial, del que no se habían vuelto a tener más noticias, Corey Simmons ha decidido contraatacar en el juzgado para destapar los movimientos desleales que, a su juicio, habría puesto en marcha el artista durante todo este tiempo.

Como publica el portal de noticias Radar Online, el que fue socio y amigo personal de Marc Anthony entregó al magistrado un extenso documento que pondría en evidencia un supuesto engaño por parte de Marc hacia todos los involucrados en la compañía.

«Para comenzar, Marc Anthony prometió delante de todos los socios que estaba forjando acuerdos y alianzas con otras entidades para disminuir los costes de producción y aumentar de forma evidente nuestros beneficios, algo que nos permitiría conseguir la liquidez necesaria para salvar las deudas iniciales. Pero luego descubrimos que esas negociaciones nunca habían existido, aunque consumieron parte de nuestros recursos», dice el testimonio que ya está en poder del juez.

«Cada vez que alguien ponía en duda lo adecuado y beneficioso de esos acuerdos, Marc Anthony les amenazaba con apropiarse de la compañía a través de una inyección de capital que le daría un poder absoluto. Nos obligó a todos a firmar un documento que, con el tiempo, demostró ser solo una de sus muchas prácticas desleales», detalla el documento judicial.

De la misma forma, su exsocio Corey Simmons, asegura tener pruebas que demostrarían que el intérprete prometió al resto de propietarios que esa deuda sería repagada rápidamente con los suculentos beneficios que se desprenderían de sus inexistentes acuerdos.