En Marruecos los desafiantes luchan cada día por sobrevivir

Dos bellas mujeres y un ‘Macancán’ pelearon por el tesoro de Aladino Entérate aquí cómo transcurrió el séptimo capítulo del Desafío Marruecos, las mil y una noches del Canal Caracol.
En Marruecos los desafiantes luchan cada día por sobrevivir

Los Sobrevivientes luego de disfrutar de las comodidades del palacio, esta semana han tenido que enfrentar retos como construir un cambuche, pasar la noche al aire libre y lidiar con el hambre. Aunque Margarita les otorgó el beneficio de poder trabajar en la Plaza de Marrakech y con lo ganado poder comprar alimento para todo el equipo.

Mientras tanto los Retadores deben mezclase con los Bereber, quienes acercan a los colombianos a su religión Musulmana a través de sus oraciones. Por su parte las Celebridades disfrutan de los lujos y las atenciones del Riat y preparan a su nueva capitana Daniela Tapia para que dispute una competencia que le otorgue una nueva victoria al equipo naranja.

Ya en el campo de batalla Margarita le da la bienvenida, Elizabeth Loaiza del equipo de Sobrevivientes, Daniela Tapia de las Celebridades y Carlos Hernández de los Retadores quienes medirán su poderío en un estratégico juego de ajedrez y el ganador obtendrá la salvación personal e inmensos privilegios para su equipo.

En un vibrante #DesafíoDeCapitanes tres guerreros lucharon por obtener la lámpara de Aladino, ellos son conscientes que ganar los brazaletes los acerca a grandes privilegios y los obliga a tomar decisiones, pero sobre todo es la mejor manera de demostrarle a sus compañeros lo que valen como desafiantes.

Un sensual y peleado #DesafíoDeCapitanes de verdaderos guerreros donde la belleza y el poderío de la mujer fueron los protagonistas de esta histórica batalla. Al final de la vibrante competencia, una bella guerrera los doblegó y ganó la lámpara de Aladino.

Un fuerte contraste de sentimientos se viven al finalizar las pruebas, por un lado los que gozan con la victoria llegan a sus territorios felices para  celebrar un triunfo más para su equipo. Pero la otra cara de la moneda la viven  quienes cargan en sus hombres el peso del dolor por la derrota, según Elizabeth Loaiza "perder para ganar es ganancia" lo que generó en su equipo discrepancia y enfrentamiento.