La actriz Marilyn Patiño explora su nueva faceta espitirual

Es una actriz talentosa y dedicada, lo que pocos conocen es su atracción por el estudio del aura, los ángeles, la carta astral, el tarot, la adivinación y el más allá.
La actriz Marilyn Patiño expone una nueva faceta

Es caleña, modelo, presentadora y actriz y, ahora, cuando ya ha labrado una talentosa carrera en el mundo de la actuación, Patiño ha pasado desde el drama hasta la comedia en famosas series de la televisión colombiana como Escobar, el patrón del mal como Paula Jaramillo, y Sin tetas no hay paraíso, donde interpretó a Paola, una joven prepago; Marilyn ha decidido mostrar una faceta que pocos conocen: su conexión con la espiritualidad.  «La parte espiritual de un ser humano es lo más importante para poder trascender», por eso, desde los trece años decidió bautizarse y comprometerse con este estilo de vida. Para ella, «todo debe ser un equilibrio y no se debe tomar nada a título personal».

 

 

Tiene claro que «todo pasa porque tiene que pasar», y está convencida de que es a través de la sanación y la espiritualidad que se crean nuevas posibilidades de cerrar la brecha entre las diferencias y de crear relaciones significativas entre las personas y las distintas formas culturales, pues «todos tenemos el mismo origen y el mismo final».

Con respecto a su vida personal y profesional, la actriz asegura que «a mí esto no me restringe de nada, porque la espiritualidad no es represión. Yo hago siempre lo que me nace hacer, siempre de la mano de Dios».

Actualmente, Patiño tiene en el marcado una línea de productos aromáticos y esencias relajantes llamada Anteia (se pueden encontrar en la Carrera 15 N.° 103-70 en la ciudad de Bogotá) para armonizar el espíritu, con flores traídas de la India y aceites de esencias marroquíes.

 

Foto: cortesía.