Amanda Seyfried se siente liberada cuando tiene que actuar desnuda

La actriz ha tenido que desnudarse frente a las cámaras en la grabación de /Lovelace/, y la experiencia la han hecho sentir como una nueva mujer.
Amanda Seyfried se siente liberada cuando tiene que actuar desnuda

La actriz de 27 años se sintió muy cómoda con la idea de desnudarse en algunas escenas de la película Lovelace, y eso que no hizo una dieta especial o un régimen de ejercicio para mejorar su figura antes de que comenzara la producción.

Lovelace es la historia de Linda Lovelace, una actriz porno de los años setentas que hizo el papel protagónico en la película Deep Throat. Amanda Seyfried sabía en lo que se estaba metiendo, y que si iba a hacer el rol de una actriz porno, tendría que desnudarse.

"Me sentí liberada. Cuando era niña me hicieron creer que la desnudes era algo malo porque la censuraban en cine, pero actuando para esta película no le vi nada de malo", dijo la actriz a la revista Us Weekly.

Amanda Seyfried también contó que para lidiar con la incomodidad de desvestirse frente a su coprotagonista Peter Sarsgaard, los actores cenaron juntos para cultivar más confianza.

"Cenamos y hablamos de porque decidimos participar en la película. Creo que su esposa, Maggie Gyllenhaal, fue la que lo convenció de hacer la película", explico Amanda.

La actriz también contó sobre la primera vez que vio una película pornográfica, cuando tenía seis años. Esa también fue la primera vez que veía un pene, y desafortunadamente era el de un policía, es decir, la de un actor porno disfrazado de policía.