"Mis fans han sido la espina dorsal de mi curación", recuerda Draco Rosa

El artista grabó su último álbum mientras liberaba una dura batalla contra un cáncer que estuvo a punto de costarle la vida. 
"Mis fans han sido la espina dorsal de mi curación", recuerda Draco Rosa

El cantante portorriqueño Draco Rosa regresa a la escena musical con su disco de duetos 'Vida' en el que participan estrellas como Juan Luis Guerra, Andrés Calamaro o Rubén Blades, grabado durante su dura batalla contra el cáncer, que lo llevó a recibir duras sesiones de quimioterapia y a realizar un trasplante de médula ósea. 

 

"Vida es un disco muy especial para mí porque estaba en un momento de crisis de salud, con un linfoma de No-Hodgkin, tipo de cáncer que originado en los linfocitos, y mis amigos Ángelo Medina y Afo Verde me propusieron hacer el álbum. Creí que era para dejar un legado, por si acaso. Aunque ahora estamos promocionando el disco, pensé que no llegaría a estar", aseguró en una entrevista al diario argentino Clarín.

Robi, ex miembro del exitoso grupo ochentero Mneudo y ganador de varios premios Grammy; recuerda cómo en un inicio se negó a recibir quimioterapia, creyendo que la medicina alternativa podría curar su enfermedad, teoría que se desmontó por completo con la muerte de Steve Jobs, creador de Apple. 

"Primero intenté evitar la medicina tradicional. Cambié mi alimentación y me convertí en vegano, pero me di cuenta de que era necesario comenzar con la quimioterapia. Había logrado erradicar dos tumores de los tres que tenía gracias a la medicina alternativa, pero mientras estaba con mi tratamiento murió Steve Jobs y mi familia me dijo: 'Steve hizo alternativo y falleció'. Entonces realicé el trasplante de médula ósea", reveló el intérprete. 

A partir de ese momento, Draco comenzó a mejorar, pero aun así su temor a la muerte seguía estando presente, sobre todo en dos ocasiones en las que realmente creyó que jamás volvería a ver a sus seres queridos. 

"Claro que tuve miedo. Muchas veces no sabía si iba a ver a mi familia por última vez. En mis peores momentos vi la muerte: una vez en Texas y otra al final del proceso de trasplante de médula, cuando no quería dormirme porque pensaba que no me iba a despertar. El miedo está muy presente y me llegué a preguntar si había fallado en algo en la vida para que me pasara esto", afirmó.

A pesar de todo el sufrimiento generado por esta terrible enfermedad, el cantante trata ahora de ver el lado positivo de todo lo que le acontece y da gracias por estar con vida disfrutando del inmenso cariño de sus seguidores. 

"La vida me ha dado la oportunidad de estar aquí presentando un disco, de tocar y de estar con mis fans. Esa ha sido la espina dorsal de mi curación, ya que en cualquier guerra uno necesita tener soldados, sentirse protegido y querido", afirmó.