Las divas que han cantado para políticos de dudosa reputación

A veces, las grandes estrellas se dejan llevar por los dólares que ganarán en un concierto privado sin pensar en quien les paga.
Las divas que han cantado para políticos de dudosa reputación

1.    Jennifer López

- Le cantó a: Gurbanguly Berdymukhamedov por USD 2.000.000

Diplomáticos, oficiales y altos funcionarios… todos reunidos en el resort Avaza –costa del mar Caspio– en Turkmenistán, para celebrar el cumpleaños 56 de su presidente, Gurbanguly Berdymukhamedov. En medio de estas personalidades, la verdadera protagonista de la fiesta sería Jennifer Lopez, quien fue contratada por la China National Petroleum Corporation para homenajear al mandatario en un concierto que costó cerca de dos millones de dólares. «Es nuestro placer –dijo en el escenario–, le deseamos un cumpleaños feliz». Una anécdota más de su carrera, en la que también ha cantado en shows privados para magnates en Turquía y Azerbaiyán, de no ser porque, según Human Right Watch, el gobierno de Berdymukhamedov es uno de los países más represivos del mundo. En un comunicado, Lopez manifestó que desconocía la situación política del país en donde el uso de Internet y los grupos pro derechos humanos están prohibidos.

AUSTRALIA JENNIFER LOPEZ

 

2.    Nelly Furtado

Le cantó a: Clan Gadafi por USD 1.000.000

La cantante pop Nelly Furtado fue noticia al revelar que en 2007 había sido contratada por el clan Gadafi, de Libia, para realizar un show privado de 45 minutos en un hotel de Italia. ¿La suma? Un millón de dólares. Furtado publicó en su cuenta de twitter: «Voy a donar el $». Al respecto, David Viecelli, periodista de farándula, escribió: «La gente pone un gran cheque en la mesa, y no considera la procedencia del dinero». El cuestionado emporio Gadafi tiene la manía de contratar estrellas pop. En su lista figuran artistas como 50 cent, Usher, P Diddy y Kanye West.

 

EEUU-PREMIOS GRAMMY

3.    Mariah Carey

Le cantó a: Mautassin Gadafi por USD 1.000.000

«Me siento horrible y arrepentida». Con esa frase, la cantante estadounidense salió al paso del escándalo que se le vino encima cuando, a inicios de 2008, la prensa del entretenimiento reveló su participación en la fiesta privada de año nuevo para Mautassin Gadafi, uno de los siete hijos de Muammar Gadafi, ex dictador de Libia. «Fui ingenua y no tuve conciencia de quién reservó el show», dijo a la prensa sobre el performance de cuatro canciones que realizó en la isla caribeña de St. Bart, y por el cual recibió un millón de dólares. Fue precisamente la prensa la que se encargó de sembrar la duda sobre la supuesta ingenuidad generalizada de los artistas que salen a anunciar donaciones para propósitos humanitarios, solo cuando los hechos han sido revelados: «Dar el dinero a acciones de caridad es bueno, pero es algo extraño que te contraten y no se te ocurra preguntar quién es y de dónde viene el dinero», dijo Jamie Kitman, mánager de bandas de rock.

ESTADOS UNIDOS CONCIERTO

 

4.    Beyoncé Knowles

Le cantó a: Hannibal Gadafi por USD 1.000.000

¿Qué mejor que iniciar el año con una presentación de la diva del pop? Eso fue lo que pasó por la mente del coronel Hannibal Gadafi, hijo de Muammar Gadafi, para recibir el 2010. Un millón de dólares pagó a Beyoncé por un show de una hora. Uno más de los excesos de Hannibal, considerado por el pueblo libio como la oveja negra de la familia de dictadores, envuelto frecuentemente en escándalos de violencia familiar contra su esposa, Aline, en Londres; ataque a la policía con extintores, en Francia; y querellas diplomáticas con Suiza. Beyoncé salió al paso del escándalo, afirmando que donaría el dinero que recibió a esfuerzos humanitarios en Haití.

USA AMERICAN FOOTBALL SUPER BOWL