Sofía Vergara quiere que su prometido le compre un barco

La actriz colombiana fantasea con la lujosa vida que tendrá si la empresa de su prometido Nick Loeb es un éxito en Estados Unidos.
Sofía Vergara quiere que su prometido le compre un barco

Siendo la actriz mejor pagada de la televisión Sofía Vergara está deseando que su pareja, el empresario Nick Loeb, empiece a disfrutar de los beneficios económicos de su empresa y le compre lujosos regalos.

«Si tenemos suerte, la empresa despegará pronto, nos haremos ricos y me podrá comprar un barco», bromeó Sofía Vergara en una pequeña entrevista concedida al diario The New York Times, que ha dedicado todo un reportaje a analizar la figura del controvertido Nick Loeb y, sobre todo, a destapar los misterios de su adictivo condimento de cebolla llamado Onion Crunch. 

«No salgo de casa sin coger la botella de Onion Crunch y comer un poco. Me encanta», añadió la estrella colombiana.

Más allá de la vida apacible y sofisticada que proyectan Sofía y Nick gracias a la buena acogida que está teniendo Onion Crunch entre los consumidores estadounidenses, la diva asegura que son realmente las experiencias más dolorosas del pasado las que les han ayudado a forjar el sólido vínculo sentimental del que disfrutan hoy en día, un lazo emocional que el próximo año se estrechará aún más con la boda que ambos ya están planificando. 

Para ejemplificar su postura, la actriz sudamericana no tiene reparo en revelar que uno de los períodos más difíciles de su vida reciente fue cuando Nick sufrió un aparatoso accidente de tráfico que, además de haber estado a punto de costarle la vida, obligó a Sofía a dedicarse en cuerpo y alma a cuidar de él y a asegurarse de que estaba bien atendido en el hospital.

«Cuando Nick Loeb estuvo en el hospital recuperándose de la fractura de pelvis que sufrió por culpa del accidente, reconozco que pasé por una de las peores etapas de mi vida. Por una parte, estaba todo el día preocupada por él porque no sabía si iba a recuperarse adecuadamente de su lesión, y por otro lado tuve que renunciar a todos mis compromisos laborales para atenderle y cuidarlo en todo lo necesario. Pero son este tipo de recuerdos difíciles los que hacen que nuestra relación sea tan estrecha: verlo tan animado e ilusionado durante su proceso de recuperación me hizo admirarlo y quererlo como nunca he querido a nadie», explicó Sofía al mismo medio.