Paulina Rubio no quiere ser Madonna

A la artista mexicana no le gusta que la denominen la Madonna latina porque considera tener su propia personalidad, muy distinta a la de la reina del pop.
Paulina Rubio no quiere ser Madonna

Aunque la cantante mexicana Paulina Rubio asegura que es una auténtica admiradora de Madonna, reconoce que prefiere alejarse por completo de la imagen proyectada por la reina del pop después de ser denominada en diversas ocasiones como la Madonna latina, un término que no acaba de agradarle por completo porque eclipsa su verdadera personalidad.

"Admiro a Madonna desde que era una niña y me encanta porque es una mujer fuerte, una luchadora. Pero yo soy Paulina", afirmó durante una entrevista en el Huffington Post cuando le mostraron el mensaje virtual de un fan en el que realizaba una comparación entre ambas cantantes. 

A pesar de las visibles diferencias entre la cantante azteca y Madonna, las dos tienen en común una cualidad que Paulina valora enormemente: la fortaleza. Un rasgo propio del carácter de la mexicana que ha exhibido en numerosas ocasiones y que la acerca a la forma de ser de uno de sus grandes ídolos musicales, la ya fallecida Celia Cruz a la que Paulina admira profundamente.

"Celia era tan poderosa. Cuando se subía al escenario, todo el mundo sonreía", recordó visiblemente emocionada por la irreparable pérdida. 

La fuerza que derrocha la chica dorada en cada una de sus apariciones públicas es fruto del amor de su familia y sus seguidores, quienes le han ayudado a superar todos los momentos difíciles por los que ha pasado, como la reciente petición de un examen psicológico solicitado por su exmarido Nicolás Vallejo-Nágera para tratar de hacerse con la custodia del hijo que tienen en común, Andrea Nicolás; petición que finalmente fue desestimada por el juez.

"He tratado de ser leal con mi música, con mi familia y con mi gente. Estoy muy por encima de todo lo demás. Me siento muy poderosa gracias al amor de mi familia y al amor de mi vida: mi hijo de dos años. Saco fuerzas de mis canciones y de mis conciertos. Soy una mujer que comete errores, que se cae, pero que se levanta con más fuerza y ahora me estoy realizando, me siento muy feliz y estoy en un momento de mi vida en el que estoy comenzando el recuento de todo", confesaba la intérprete en una entrevista con el diario La Opinión.