Ellen Degeneres vive su vida en torno a la risa

/Capturó la atención del mundo  gracias a su talento para hacer reír a la gente. Una habilidad que vale 45 millones de dólares anuales y que ha logrado gracias a su programa The Ellen Degeneres Show./
Ellen Degeneres vive su vida en torno a la risa

Comediante, actriz y presentadora.

Antes de ser famosa para los tabloides y que su risa alegrara a millones de televidentes, Ellen DeGeneres ya era una comediante que iba de bar en bar presentando un repertorio de chistes. Como su vida estuvo marcada por los viajes constantes de su papá, Elliot, quien trabajó como agente de seguros, y la sensación de sentirse siempre la nueva cada vez que cambiaba de colegio, ella usaba el humor para romper el hielo con los desconocidos.

Esta especie de armadura, de la que se apropió cuando aún era una niña y sus padres se estaban divorciando, la ha salvado para lidiar con la controversia, pero también la convirtió en uno de los personajes más queridos de la pantalla norteamericana. Al principio no sabía lo valioso de su talento y soñaba con ser veterinaria. Una idea de la que desistió porque reconocía que no era buena con los libros. Por eso trabajó como mesera, bailarina, secretaria; pintó casas; vendió aspiradoras y cuando se dio cuenta de la importancia que tenía hacer reír a la gente, no hubo nadie que la frenara. El nombre de la rubia que hoy usa el pelo corto, tiene una enorme afición por los zapatos planos y baila al aire como si nadie la estuviera viendo, empezó a escucharse por todo Estados Unidos porque tenía desde presentaciones en cafés locales hasta apariciones en talk shows de la talla de The Tonight Show, con Jay Leno; The Late Show, con David Letterman, y The Oprah Winfrey Show, con su amiga y competencia.

Sin embargo, el mundo no estaba preparada para ella. A raíz de la popularidad, Ellen lanzó su primera serie televisiva que llevaba su nombre y logró un alto rating, que se fue abajo el día que su personaje, al igual que ella, declaraba abiertamente que era homosexual. Si bien su interpretación la hizo ganar un Emmy, lograr la portada de la revista Time y obtener el apoyo de activistas, varios grupos cristianos protestaron e hicieron que algunos patrocinadores se retiraran, lo cual derivó en la cancelación del show en 1998.

Después del incidente, Ellen se hizo más grande. Realizó una gira de monólogos, regresó a la televisión con una nueva comedia, presentó varias de las galas de los premios Emmy y prestó la voz a Dory, un pez con problemas de memoria de corto plazo en la película Buscando a Nemo y en el segundo capítulo, que se planea para 2015, Buscando a Dory. Aunque el personaje le ayudó a fortalecer su carrera, es The Ellen DeGeneres Show, su programa de entrevistas que este año llegó a la décima temporada, lo que la ha hecho brillar como alguien que puede vivir gracias a las bromas. «Esto es con lo que yo contribuyo. Estoy en este planeta haciendo algo bueno y a la gente feliz. Eso es lo más importante, que mi programa de una hora sea positivo, optimista y un antídoto para las cosas negativas que ocurren en la vida».

 

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Cajas de sorpresas