Nemocón emocionado por la llegada de Antonio Banderas

Los habitantes de la localidad colombiana están encantados con poder ver de cerca al actor español durante el rodaje de la película Los 33.
Nemocón emocionado por la llegada de Antonio Banderas

El rodaje de la esperada película, basada en la historia real de los 33 milenos chilenos que permanecieron sepultados durante más de dos meses en la mina de San José, que tiene lugar en la pequeña localidad de Nemocón (Colombia) ha generado tal expectación entre sus habitantes, que algunas autoridades del municipio no han dudado en presumir con orgullo de la proyección internacional que experimentará el pueblo gracias a la presencia de un elenco de actores encabezado por el carismático Antonio Banderas.

«Estamos muy contentos de que nuestro municipio haya sido escogido para rodar esta película. El reconocido actor Antonio Banderas, junto a otros, llegará a estas tierras; así que entendemos la expectación que se ha generado entre nuestros ciudadanos», reveló Rubiel Gómez, promotor de Turismo y Cultura de Nemocón, a la emisora colombiana RCN, pocas horas antes de que se iniciara el rodaje en la localidad.

El hecho de que artistas tan conocidos como Antonio Banderas o Martin Sheen se paseen por las minas de sal del citado municipio colombiano no solo servirá para llamar la atención de los vecinos, sino también para intensificar considerablemente el turismo en la zona y con ello los beneficios económicos derivados de esta superproducción de la directora mexicana Patricia Riggen.

«Creemos que con esta película se incrementarán las visitas a Nemocón y también las ventas, así que estamos muy felices», añadió Rubiel Gómez.

La felicidad de los habitantes de Nemocón se une a la del propio actor malagueño, encantado con la oportunidad de dar vida en la gran pantalla a uno de los grandes héroes de la mina chilena, Mario Sepúlveda, conocido entre sus compañeros como Súper Mario, por su entrega y generosidad en las profundidades de la mina.

Banderas está tan entregado a la preparación de su papel, que no dudó en solicitar una entrevista con el verdadero protagonista de la historia para conocer de primera mano todos los sentimientos que experimentó durante los casi 70 días que permaneció en la mina, además de analizar exhaustivamente cada uno de sus movimientos y expresiones con el fin de convertirse en su álter ego en la ficción.

«Quiero reunirme con Mario, conocerlo, entenderlo y que me cuente su experiencia para empezar a trabajar desde ahí. Quiero llevarlo a Los Ángeles, a mi casa, sentarnos tranquilos y conversar. Voy a aprender mucho más de lo que no me cuenta que de lo que me cuenta», revelaba el actor al diario Publimetro.

Sin embargo, tanto la familia de Sepúlveda como él mismo decidieron cancelar la reunión a última hora hasta que la fiscalía de Atacama decida si reabre el proceso judicial sobre las causas del derrumbamiento, del que todavía no se han depurado responsabilidades.

«No se va a juntar con Banderas hasta que se arreglen las condiciones contractuales y hasta que hablemos con nuestros abogados. Es la única forma que tenemos de presionar para que se resuelva de una vez por todas esta situación», aseguró la mujer de Mario Sepúlveda, Elvira Valdivia, al diario La Tercera.